Susan Boyle se confiesa en la prensa

LONDRES ( AFP). La cantante británica Susan Boyle, quien de la noche a la mañana se convirtió en un fenómeno planetario tras participar en un concurso de televisión, multiplica las confesiones en la prensa a menos de una semana del lanzamiento de su primer álbum, que ya bate récords de ventas.

Mientras continúa la maratónica promoción de su disco " I Dreamed a Dream" (Soñé un sueño), la solterona escocesa de 48 años reveló por primera vez en entrevistas publicadas el martes en varios diarios sensacionalistas que tuvo una infancia difícil y violenta, pero que la música la ha ayudado a " liberarse emocionalmente" de esos problemas.

" Están mirando a alguien que recibía golpes de cinturón cada día. '¡Te vas a callar, Susan! Zas'", declaró al diario Daily Mirror, rememorando los azotes que le propinaban sus profesores y el acoso que sufría de sus compañeros de clase.

" A menudo me quedaba atrás en la escuela por una u otra razón. Tenía dificultades de aprendizaje", agregó esta mujer que sufrió una breve falta de oxígeno al nacer que le provocó leves daños en el cerebro.

Boyle, cuyo aspecto físico ha sufrido una asombrosa transformación, explicó por otro lado al diario Sun que debe la fama de la que goza actualmente a una promesa que le hizo a su madre, Bridget, poco antes de su fallecimiento en 2007.

" Le prometí a mi madre que haría algo con mi vida justo antes de que muriera, que haría algo con mi canto. De manera que me presenté a 'Britain's Got Talent'", explicó Boyle, que empezó a cantar a los 12 años de edad.

La primera aparición de esta mujer regordeta, canosa y desarreglada interpretando con una voz impresionante uno de los temas del espectáculo musical " Los miserables", " I Dreamed a Dream" (que da título al disco), dejó atónitos a los jueces y al público de este concurso cazatalentos.

Más de 300 millones de personas vieron posteriormente en internet el vídeo de la presentación de esta mujer que trabajaba como voluntaria en una iglesia gracias al portal YouTube, según su compañía discográfica, Sony Music.

Pese a terminar finalmente en el segundo lugar e inmediatamente después ingresar en una clínica psiquiátrica londinense con síntomas de agotamiento, su carrera musical estaba lanzada, sobre todo gracias al enorme éxito que tiene en Estados Unidos.

Siete meses después de salir del anonimato, llega a las tiendas su primer álbum, producido por Steve Mac para Sony Music, que la propia Boyle define como " un reflejo de toda mi vida".

Entre los 12 temas del disco, incluyen desde versiones de " Wild Horses" de los Rolling Stones, " Daydream Believer" de The Monkees o " You'll See" de Madonna, hasta el popular villancico " Silent Night", pasando por el himno religioso " Amazing Grace", a los que imprime su prodigiosa voz.

Aunque no sale a la venta hasta el 23 de noviembre, " I Dreamed a Dream" ya ostenta algún récord, como ser el disco más prevendido de la historia de la tienda de ocio por internet Amazon. Aunque esta no da cifras, se estima que los pedidos rondan ya los 100,000 ejemplares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada