Susan Boyle demostrará su talento en final televisiva

LONDRES (AP). Susan Boyle, la escocesa de 47 años que se convirtió en una celebridad televisiva con su voz poderosa, participa el sábado por la noche en la final del programa " Britain's Got Talent", con una prueba clave en la que podría sucumbir a la presión.

La cantante amateur, que sufre dificultades de aprendizaje, tiene que brillar ante otros nueve competidores en directo frente a millones de británicos y espectadores de todo el mundo que la verán por internet.

La voluntaria en la iglesia de su pueblo perdió la calma esta semana durante una confrontación con dos periodistas en la que intervino la policía. Un juez del programa de talentos musicales dijo que Boyle planteó abandonar la competición para calmar sus nervios.

Sus contrincantes no son poca cosa: El diario The Sun publicó una foto en portada de Hollie Steel, una niña de 10 años que rompió a llorar mientras cantaba "Edelweiss" del musical "La novicia rebelde" ("The Sound of Music", en inglés).

Los jueces le permitieron cantar la canción de nuevo _ una decisión inusual _ y la pequeña participará también en la final del sábado.

Boyle aún se mantiene como la favorita, según William Hill, una casa editorial británica que ha ofrecido realizar apuestas sobre quién ganará la competición. El ganador del programa se llevará 159,000 dólares (100,000 libras) y la oportunidad de actuar frente a la reina Isabel II en el Royal Variety Show.

La final de la competición no será transmitida en directo en Estados Unidos ni por televisión ni internet, así que los seguidores de Boyle tendrán que verla en portales de internet como YouTube, donde los productores del programa colocarán los videos de las actuaciones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes