Susan Sarandon no censura el consumo de cannabis

Además de tener a sus espaldas una prolífica carrera cinematográfica, la actriz Susan Sarandon puede presumir a sus 67 años de haber logrado conservar la belleza natural que le ayudó a saltar a la fama, un privilegio que ella atribuye a su equilibrada alimentación y a la ausencia de hábitos tan perjudiciales para la piel como el tabaco, una lista de vicios que curiosamente no incluye el cannabis, una sustancia cuyo consumo no le genera ningún rechazo.

"A día de hoy hay muchas mujeres que no proyectan la imagen que se consideraría acorde a su edad. Gran parte de ello tiene que ver con ser feliz, continuar manteniendo una actitud curiosa hacia la vida y un buen sentido del humor. Pero mi consejo principal para conseguirlo sería huir del tabaco, no tocar los cigarrillos. No tengo problemas con el cannabis, pero el tabaco es lo peor para la piel", aseguró la oscarizada intérprete a la revista británica HELLO!, para apuntar justo después: "Intento practicar ante todo la moderación: ni mucho sol, ni mucho alcohol, ni mucha comida".

Lo cierto es que, al menos en lo que respecta al alcohol, para Susan no supone ningún sacrificio mantenerse fiel a su saludable dieta ya que nunca ha comprendido los beneficios que puede reportar ahogar las penas en licor.

"El alcohol nunca me ha ayudado en ese aspecto, siempre me despierto sintiéndome mucho peor que antes. A lo que sí que no me puedo resistir es a un buen paseo nocturno por el West Side Highway de Nueva York", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes