Tom Daley y Dustin Lance Black podrían casarse este fin de semana

Después de casi un año y medio comprometidos, el saltador de trampolín Tom Daley y el guionista estadounidense Dustin Lance Black se darán el 'sí quiero' este fin de semana en una ceremonia muy especial a la que acudirán sus amigos y familiares, según adelanta el diario británico The Sun.

La pareja pasará por el altar después de unos meses bastante turbulentos, en los que además de separarse durante medio año -para solventar poco después la situación- como consecuencia del desgaste producido por el frenético ritmo laboral al que ambos estaban sometidos, el medallista olímpico supuestamente tuvo varios idilios con otros hombres.

Sin embargo, desde su reconciliación, ambos han reiterado que su amor sigue tan vivo como el primer día tanto en entrevistas como con múltiples muestras de afecto en las redes sociales, por lo que no hay duda de que la boda sigue en pie.

"Tom y Lance están dispuestos a seguir adelante con la boda. Será un evento precioso y están muy emocionados, pero algunos de sus amigos piensan que sería mejor tomarse las cosas con tranquilidad después de todo lo que han vivido. Han sido seis meses muy duros para ellos. Decidieron tomarse un descanso y han comenzado a reconstruir su relación. El matrimonio podría añadirles más presión", ha afirmado al citado medio una fuente cercana a los dos enamorados.

A tan solo dos días del enlace -siempre de acuerdo con el tabloide británico- el atleta sumía en una gran preocupación a sus seguidores al compartir en Instagram una foto que dejaba entrever que había podido sufrir algún percance durante los duros entrenamientos en los que está inmerso de cara a los Juegos Olímpicos de Tokyo de 2020.

Sin embargo, el propio Tom se encargaba al mismo tiempo de tranquilizar a sus fans acompañando la imagen de un mensaje que sugería que el pequeño incidente no afectará a su día a día y, menos aún, a su esperado enlace.

"Lo que no te mata te hace más fuerte. #Vida de atleta ¡Pronto vuelvo a la carga!", reza el anuncio con el que Daley complementaba la citada instantánea, en la que aparece tumbado en su cama del hospital, aparentemente relajado y disfrutando de su tradicional té de las cinco.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes