Tom Daley comparte la primera imagen de su idílica boda

Aunque fue el pasado viernes cuando se dio a conocer la noticia de que la pareja formada por el saltador olímpico Tom Daley y su prometido, el oscarizado guionista Dustin Lance Black, se disponía a sellar su amor al día siguiente con una ostentosa boda en la Inglaterra natal del deportista, no ha sido hasta este lunes que los dos enamorados se han animado a compartir en sus redes sociales algunos detalles de tan entrañable ceremonia.

Fiel a su costumbre de documentar al máximo cualquier aspecto de su vida cotidiana, el joven británico ha sido el primero en colgar en su perfil de Instagram una bonita fotografía que retrata a los dos recién casados recorriendo de vuelta el pasillo que les condujo hasta el altar, sonriendo y saludando a todos los invitados que les felicitaban con júbilo.

"El seis de mayo de 2017, me casé con el amor de mi vida, Dustin Lance Black. Disfrutamos de un día tan especial en compañía de 120 de nuestros familiares y amigos más cercanos, tanto de Texarkana como de Plymouth. Gracias a todos los que habéis hecho de este fin de semana el mejor de nuestras vidas", ha escrito Tom Daley en su espacio personal junto a la citada imagen.

Como han ido revelando a lo largo del día diversos tabloides británicos, los protagonistas de uno de los romances más mediáticos de los últimos años -no solo por los 20 años de diferencia que les separan, sino por las pequeñas crisis que han venido superando en los últimos cuatro años- decidieron formalizar su relación con una boda de cuento de hadas que tuvo lugar en el imponente castillo de Bovey, a las afueras de la ciudad inglesa de Plymouth, y que se vio inspirada de alguna forma en el clásico 'Romeo y Julieta'.

A diferencia del trágico final que caracteriza la emblemática obra de William Shakespeare, Tom y Dustin no solo disfrutaron de un día de ensueño a lo largo del pasado sábado, sino que incluso recrearon en los bucólicos parajes que rodean al castillo una de las imágenes más emotivas de 'Los amantes de Verona', dejándose fotografiar sobre un bello puente de piedra mientras entrelazaban sus manos y se dedicaban una mirada llena de complicidad.

"Bueno... ¿Y vosotros qué habéis hecho este fin de semana?", publicó el guionista estadounidense en su Instagram fingiendo no darle demasiada importancia a una instantánea que, sin duda alguna, ya se ha convertido en un símbolo inequívoco de su fascinante historia de amor.

Además de aparecer ante los presentes impecablemente vestidos con sendos trajes de Burberry -azul marino en el caso de Dustin y granate en el de Tom-, los novios quisieron sorprenderles con una tarta nupcial diseñada y elaborada por el propio atleta.

Pero si hubo un momento que compitió en emotividad con la propia celebración de su compromiso de vida, fue sin duda el sentido homenaje que el atleta y varios miembros de su familia dedicaron a su fallecido progenitor, Rob -fallecido en mayo de 2011 tras perder una larga batalla contra el cáncer-, quien protagonizó la ausencia más notoria y triste en un evento que, por otro lado, rozó la perfección en todos los sentidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes