Tori Spelling regresa a "Beverly Hills"

LOS ANGELES (AP). Los fanáticos gritan y las cámaras están listas para fotografiar a Diablo Cody en la alfombra roja. Pero la tontita Donna Martin de algún modo ha logrado engancharse del vestido de la laureada guionista.

Esa es la Donna de "Beverly Hills 90210", quien regresa a sus viejas metidas de pata por dos episodios de la nueva versión de CW, "90210". Y para deleite de Tori Spelling, el personaje que interpretó por una década no ha cambiado.

"Lo que me encanta de Donna es que ella nunca pierde el entusiasmo", dice Spelling. "Donna puede pasar por lo que sea y seguir teniendo esa calidad de niña. Creo que es algo que tendrá a cualquier edad... Esa es Donna para mí".

La participación de Spelling en "90210" comienza este martes en un episodio en el que también aparece la guionista de "Juno", Cody. Donna ha vuelto a su ciudad natal como una famosa diseñadora de modas, casada y con un bebé.

"Llego a ser mamá, lo que resulta divertido. Es tan loco pensar en Donna como mamá", dijo Spelling sonriendo. "A veces no puedo creer que yo misma soy mamá".

La actriz, casada con Dean McDermott (se unieron en el reality show "Tori & Dean") y madre de dos hijos, dice que no puede evitar proporcionarle a su personaje algo de su propia experiencia y madurez.

"Existe una sensación de calma... tras haber crecido tanto, y un sentido de seguridad... Definitivamente una trae eso al personaje, naturalmente", expresó.

Spelling y Jennie Garth, su otrora compañera de "Beverly Hills 90210" que interpreta a una asesora en la nueva serie de CW, causaron furor durante la filmación de una escena en la que ambas atraviesan la afamada calle Rodeo Drive de Beverly Hills en un Rolls-Royce descapotable.

Una docena de fotógrafos o más se aglomeró para capturar imágenes de ambas actrices.

"Es sólo un día más", dijo Spelling más tarde. "A todos nos siguen los paparazzi todos los días".

En su caso, no se trata de una exageración. La hija del fallecido Aaron Spelling, quien produjo en los 90 "90210" y otros éxitos televisivos, creció bajo la luz pública tras haber sido seleccionada para trabajar en la serie de su padre.

Los fotógrafos en la escena de la alfombra roja de "90210" eran actores que encontraron en Cody a una víctima servicial.

La guionista ganadora de un Oscar reveló su fascinación con las dos versiones de "90210" en columnas de la revista Entertainment Weekly que llamaron la atención de los productores del drama adolescente.

"Me llamaron y dijeron, 'si te gusta tanto el programa, ¿por qué no vienes y haces un cameo?'", relató Cody. "Pensé, 'Ay Dios mío, este es mi mayor sueño hecho realidad'".

Conocer a Spelling y Garth, "unas ídolas absolutas para mí", fue una "emoción inmensa", reveló la escritora. "Llegar a estar en una escena con ellas superó mis sueños más locos. Y creo que el nuevo elenco es tremendo".

¿Existe, por casualidad, un aspecto burlón en su admiración?

"¿Bromean?", responde Cody horrorizada. "Soy 100% sincera. Me encanta la serie. Creo que es maravillosa y cualquiera que la vea ciertamente estaría de acuerdo conmigo".

Su pasión por la versión original, agrega, conlleva un peso emocional.

"Me siento tan conectada al show porque lo vi durante mis años formativos, y esas chicas eran mi modelo a seguir", expresó la guionista de 30 años. "Creo que eran superiores a muchos modelos femeninos de conducta que uno ve hoy en la televisión".

Cody, quien hace de sí misma en el episodio del martes, se tropieza con Donna y le pide que le diseñe un traje digno de premiere. El vestido es de morirse, pero los ajustes de último minuto de Donna terminan arrastrándola a la alfombra roja con Cody.

Spelling, quien califica como "una gran experiencia" su aparición en la nueva serie, dijo que valora las metidas de pata de Donna.

"La trama ha sido maravillosa", declaró. "El próximo episodio incluye algunos grandes momentos cómicos. Me encanta la comedia física; es muy Donna".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada