Vargas Llosa rechaza el Instituto Cervantes por sus proyectos

MADRID ( AFP). El escritor peruano-español y premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, de 75 años, rechazó la oferta del gobierno español de presidir el Instituto Cervantes, encargado de promover la lengua y la cultura españolas en el mundo, para concentrase a sus proyectos literarios.

Fue el propio rey de España, Juan Carlos I, quien había llamado al renombrado escritor hace unos días para solicitarle que aceptase este cargo, a petición del nuevo presidente del gobierno, el conservador Mariano Rajoy.

El autor de novelas como "La ciudad y los perros" (1963), "Conversación en la Catedral" (1969), "Pantaleón y las visitadoras" (1973), "Los cuadernos de Don Rigoberto" (1997) y "El sueño del celta" (2010) había pedido unos días para tomar una decisión y en medios culturales españoles se rumoreaba que aceptaría.

Sin embargo, el premio Nobel de Literatura declinó la propuesta ya que " su carrera literaria le impide ahora mismo hacerse cargo del Instituto Cervantes", explicó el viernes a la AFP una fuente del ministerio de Educación y Cultura.

" Lo lamentamos porque es una de las personas que por su trayectoria sería una de las personas idóneas" para convertirse en embajador de la lengua y la cultura españolas en el mundo, afirmó posteriormente la ministra portavoz del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La voluntad del gobierno español es "encontrar a las mejores personas para los mejores puestos", agregó.

El gobierno español había ofrecido a Vargas Llosa un puesto de representación más que de gestión, proponiendo que la administración cotidiana de la institución cultural, fundada en 1991 y que opera 77 centros en 44 países, estuviese a cargo de la junta ejecutiva de la entidad.

No obstante, el escritor, que ya es miembro del órgano rector del Cervantes, decidió concentrarse en sus proyectos literarios, aunque se dijo " dispuesto a colaborar con el Cervantes en lo que pueda".

Vargas Llosa ya había rechazado en 1996 una oferta de dirigir el Instituto Cervantes que le hizo el gobierno del también conservador José María Aznar. En aquella ocasión el escritor, que tiene la nacionalidad española desde 1993, había argumentado su deseo de conservar su " independencia y libertad".

El escritor peruano-español "tiene todo lo que hace falta" para presidir el Cervantes, había declarado el miércoles a los periodistas el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, al tiempo que llamaba a Vargas Llosa a aceptar la propuesta.

Una fuente del ministerio de Cultura español no estuvo en medida de precisar si hay otros candidatos para el puesto.

El nuevo gobierno español se propone propulsar el papel del Instituto Cervantes como instrumento de promoción de la lengua y la cultura españolas en el mundo.

Vargas Llosa fue galardonado en 2010 con el premio Nobel de Literatura " por su cartografía de las estructuras del poder y sus mordaces imágenes de la resistencia individual, la revuelta y la derrota".

Uno de los grandes nombres de la literatura latinoamericana contemporánea, Vargas Llosa recibió en 1994 el Premio Cervantes, considerado el más importante galardón de las letras hispanas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada