Vestidos de noche dominan la moda en Londres

LONDRES (AP). Stella McCartney utilizó un espectáculo inusual sin pasarela, Issa recurrió a coloridos estampados florales, y Alice Temperley a pinturas del siglo XVIII como inspiración al llegar al sábado la Semana de la Moda en Londres.

Fue un día de vestidos elegantes, sensuales, de actuaciones estruendosas y detalles hermosos mientras los diseñadores de Londres mostraban su singular visión de la moda.

Mientras algunos diseñadores pusieron su mirada en el oriente en busca de inspiración, Kinder Aggugini puso la suya en ropa vaquera elegante, evocando las calles de Laredo en una impresionante pasarela que usó seda remojada en ácido con motivos del oeste.

Los imaginativos espectáculos fueron un alarde de la confianza creciente experimentada por Londres al acercarse los Juegos Olímpicos del 2012. La desesperanza económica puede ser grande, pero los diseñadores no ven razón para el pesimismo.

"Las cosas están difíciles", dijo Aggugini antes de su desfile. "Pero han desencadenado la creatividad. Veo mucho más talento germinando. Veo mucho más novedad que nunca".

McCartney ciertamente intentó algo nuevo, dando la espalda al tradicional espectáculo de pasarela y en lugar de ello presentando un grupo de modelos vestidas con sus creaciones emergiendo de una cena en un inusual jugueteo coreografiado.

Las modelos fueron transportadas en sillas cargadas a lo alto por meseros y giraron sobre mesas, disminuyendo la velocidad lo suficiente para dar a la audiencia un vistazo atento de los vestidos de noche.

"Fue una buena idea, y la hizo funcionar", dijo la ex modelo Bianca Jagger, quien lucía un exclusivo traje blanco. "Fue agradable ver algo diferente, algo dramático. La ropa lucía grandiosa; y la comida fue deliciosa", comentó.

El menú incluyó pato con trufa negra, castañas y alcachofa Jerusalén, remolacha con sanguina siciliana, risotto con azafrán, y queso Wigmore con más trufas negras, acompañado todo con una variedad de vinos y champán Veuve Clicquot.

La diseñadora brasileña Daniella Helayel, cuya marca es conocida como Issa, también tuvo éxito el sábado con la audiencia.

Favorita desde hace mucho tiempo de Kate Middleton (ahora duquesa de Cambridge), Helayel hizo un uso generoso de gorros lanudos y adornos de piel sobre los hombros, el café y gris contrastando con sus vestidos verde bosque con pinceladas de rojo. Los estampados fueron radiantes, con grandes motivos florales, y espirales en rojo y azul que hacían que las modelos parecieran estar envueltas en lava burbujeante.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada