Yoko Ono expone en Berlín reflexiones sobre la violencia

Berlín (EFE). La artista japonesa Yoko Ono realiza una reflexión sobre la violencia a través de una exposición en Berlín, en la que invita a los visitantes a interactuar con la obra para desahogarse del dolor y ser capaces de "crear un mundo mejor".

Bajo el título de "Das Gift", que significa regalo en inglés y veneno en alemán, la polifacética artista presenta nueve instalaciones en las que los disparos y la guerra se conjugan con los recuerdos personales y las sonrisas.

"Deseo que todo el mundo deje constancia de sus recuerdos sobre la violencia en la exposición y así, esos sentimientos se convertirán en positivo", manifestó la nipona durante la presentación de la muestra. "Todos tenemos dolor dentro y debemos sacarlo fuera, para, a partir de entonces, crear un mundo mejor", añadió.

En ese sentido, una de las piezas expuestas es un gran lienzo que, mediante cuchillos u objetos punzantes, los visitantes tienen la oportunidad de rasgar para sacar su rabia y desahogarse.

En otro espacio, un conjunto de cascos de soldados alemanes de la II Guerra Mundial cuelgan boca arriba del techo, dentro de los cuáles se encuentran pequeñas piezas de puzzle que el público puede llevarse a casa y que, según la artista, son "trocitos de cielo". La interacción del visitante con la obra continúa con la opción de pasear entre varias gabardinas cuyos propietarios fueron tiroteados mientras las llevaban puestas.

Con graznidos de fondo, una gran pantalla en la que se proyectan a la vez dos vídeos bélicos es otra de las instalaciones, que se complementa con las sombras producidas por el observador. En la parte central de la galería, la pieza más observada, "The Hole" (el agujero), donde un cristal agrietado por la perforación de una bala permite al espectador ponerse tanto del lado del asesino como de la víctima.

Yoko Ono no quiere hacer comparaciones sobre la violencia, "porque cada una es distinta", pero lo que "sí es cierto es que todo el mundo la ha experimentado alguna vez".

"¿Mi experiencia de violencia es más dura que la tuya?, ¿Más dura que la del pueblo de Irak, por ejemplo?, o ¿Más dura que la de la gente en cualquier otro país?", se preguntó la polifacética artista japonesa.

"Sólo puedo decir que (mi experiencia de la violencia) fue muy mala para mí. Hubo un tiempo en el que pude hundirme o sobrevivir y yo decidí sobrevivir", afirmó.

En su presentación, la viuda de John Lennon señaló que estaba segura de que los berlineses entenderán su obra, "porque he buscado entablar un diálogo con ellos". "Vosotros tenéis inseguridad sobre la violencia", manifestó la artista, pero "Berlín es una de las ciudades más pacíficas del mundo y en la que existe mucha creatividad".

Así, Yoko Ono dedica una parte de la exposición en exclusiva a la capital alemana, en la que a través de varios mapas de distintas épocas de Berlín, los visitantes pueden colgar sus deseos, miedos o experiencias hasta lograr que "los de unos se superpongan a los de otros".

Según ha explicado, el título de la exposición, elegido después de ojear un libro en una librería alemana, era "perfecto" ya que "hablo de un veneno que al final se puede convertir en un regalo".Ese es el fin de la exposición de que presenta hoy Yoko Ono en Berlín, pues tras un recorrido por elementos vinculados directamente con la violencia acaba con una instalación que invita a los visitantes a tomarse una foto sonriendo a modo de "petición por la paz".

Aunque lo que propone con esta obra pueda ser "duro", hay que tener en cuenta que "no se puede construir un mundo pacífico basándose en la hipocresía, sino que tenemos que mostrar la realidad", sentenció Yoko Ono.

"Das Gift" podrá visitarse desde hoy y hasta el próximo 13 noviembre en la galería "Haunch of Venison" de Berlín.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada