Zendaya apuesta por la belleza natural a la hora de elegir maquillaje

La actriz y cantante Zendaya, de 22 años, se encuentra sin duda en uno de los momentos más prolíficos y exitosos de su polifacética carrera, como demuestran las buenas críticas que ha recibido su serie para HBO, "Euphoria", su condición de coprotagonista en una de las películas de acción más taquilleras del verano, "Spider-Man: Lejos de casa", y su reciente fichaje como embajadora de la nueva fragancia de la casa Lancôme, llamada "Idole".

Estos niveles de prestigio profesional, de los que por supuesto también se desprende una consolidación progresiva como uno de los iconos de la moda contemporánea, han llevado a la joven intérprete a disfrutar de un "control" absoluto a la hora de decidir el tipo de maquillaje que luce en sus apariciones públicas y también fuera de los focos, el cual ha de cumplir siempre la misión de resaltar sus facciones con total naturalidad.

"Cuando no tengo que trabajar, suelo llevar muy poco maquillaje o directamente nada. Eso sí, siempre me pongo protección solar para prevenir problemas con el sol", ha revelado la antigua estrella Disney sobre su apuesta por unos cánones de belleza lo más realistas y representativos posibles.

"Creo que estoy en un momento de mi vida en el que puedo decir 'no' a ciertas propuestas. Una cosa es cubrir un granito que me haya podido salir y otra cosa bien diferente es transformar por completo mi cara por culpa del maquillaje. Para mí, lo más importante es tener siempre el control de la situación y mantenerme fiel a mí misma", ha añadido en conversación con la revista Elle.

Por otro lado, Zendaya ha querido restar importancia al sinfín de halagos que ha venido recibiendo en los últimos tiempos al margen de su trabajo como cantante, actriz o modelo ocasional por la contundencia con la que se ha posicionado en favor de numerosas causas ligadas a la justicia social, sobre todo aquellas dirigidas a defender los derechos de colectivos tradicionalmente discriminados.

"Simplemente diría que soy una buena persona tratando de hacer lo correcto. Pero la verdad es que es otra gente la que está haciendo el trabajo difícil, saliendo a las calles y luchando activamente para cambiar las cosas. Para mí, esos son los verdaderos activistas, y les apoyo por completo. Aprecio que se me llame así, pero sinceramente debería hacerlo mejor antes de ganarme ese título", ha reflexionado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes