No habrá alegación preacordada para médico de Jackson

LOS ANGELES (AP). El abogado del médico de Michael Jackson dijo que no habrá una alegación preacordada en el caso por homicidio involuntario, pero expresó dudas de que se pueda conformar un jurado imparcial en la muerte de uno de los artistas más idolatrados del mundo.

El caso contra el doctor Conrad Murray incluye problemas de drogas, dosis, protocolos médicos y otros aspectos complejos. Fiscales y defensores están elaborando sus estrategias legales de cara a una audiencia preliminar en las próximas semanas, en la cual muchas pruebas podrían salir a la luz.

Ya se ha revelado información que podría agravar la situación de Murray.

Un informe de autopsia halló que Jackson murió de una sobredosis del poderoso anestésico propofol. En una declaración a la policía, Murray dijo que suministró esa droga y otros sedantes a Jackson para que pudiera dormir, y lo abandonó por unos minutos. Los registros de su teléfono celular revelan que el médico hizo por lo menos tres llamadas personales en esos momentos.

Un empleado de Jackson, quien dijo que estaba en la habitación cuando Murray intentaba salvar al rey del pop, declaró que el médico interrumpió un masaje cardíaco externo para reunir frascos de drogas.

Murray insiste en su inocencia, y su abogado Ed Chernoff ha dicho que ninguno de los medicamentos que suministró a Jackson "debería haberlo" matado. Chernoff señaló que el empleado de Jackson dio una versión distinta de los hechos en otra declaración a la policía.

"Después de ver el juicio, usted descubrirá que las cosas no están ni de lejos tan claras como se las ha presentado", dijo Chernoff a The Associated Press en una entrevista reciente. "Una cosa que jamás será verdad es que el doctor Murray inyectó un montón de drogas en Michael Jackson y salió de esa habitación. No es esa clase de persona".

El rey del pop tenía 50 años cuando murió el 25 de junio en su mansión rentada de Bel Air, poco antes de iniciar una serie de recitales en Londres, en su retorno a los espectáculos. Murray, un cardiólogo de 57 años que ejerce en Houston y Las Vegas, fue contratado por el superastro para atenderlo durante los ensayos y acompañarlo a Londres.

El fiscal David Walgren intentará demostrar que el médico cometió una "negligencia grosera" cuando suministró propofol al cantante para que pudiera dormir.

El anestésico se usa en hospitales para cirugía, y el paciente debe ser vigilado constantemente por un profesional especializado. Sus efectos se intensifican cuando se lo combina con otros sedantes.

Se prevé que la fiscalía convocará testigos que dirán que fue imprudente usarlo en una casa particular y sin el equipo correspondiente.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada