La curiosa amistad de Matthew McConaughey y Noel Gallagher

Aunque haya sido Taylor Swift quien popularizara el término 'squad' para referirse a su pandilla formada por jóvenes, principalmente chicas tan guapas y ricas como ella, lo cierto es que la cantante no es la única que cuenta con un círculo de amistades íntimas repleto de celebridades, y de hecho, el suyo ni siquiera es el más impresionante.

El veterano músico Noel Gallagher le gana por goleada en lo que se refiere a su poder de convocatoria a la hora de reunir a estrellas del mundo de la música, el cine y la moda, y como prueba de ello solo hay que remitirse a la fiesta que celebró el pasado mayo con motivo de su 50 cumpleaños junto a Bono, Stella McCartney, Damon Albarn, Michael Fassbender y su chica Alicia Vikander e incluso la mismísima Madonna, que para la ocasión accedió por una vez a acudir a una velada en la que ella no fuera la protagonista.

Y parece que el antiguo líder de Oasis no pierde ninguna oportunidad de reclutar nuevos miembros para su particular 'squad', siendo el último de ellos el actor Matthew McConaughey, con quien coincidió recientemente en la boda de un conocido en común.

"Estábamos en América, de gira con U2 e íbamos a acudir a la boda de un muy buen amigo nuestro que vive en Hollywood. Mi mujer y yo estábamos en la recepción del hotel antes del enlace tomándonos unas copas: eran las once de la mañana, pero ese día empezamos antes porque estábamos de descanso. Y de pronto vemos a Matthew McConaughey, como lo oyes. No sé demasiado sobre sus películas, pero me encantó 'El lobo de Wall Street' y yo ya estaba un poco borracho, así que me acerqué y le dije: 'Tú no me conoces, pero te quiero'", ha recordado el legendario cantante en una entrevista a la emisora Radio X.

Por suerte, la estrella de Hollywood -que también es conocida por sus maneras algo particulares- reaccionó de forma positiva a la curiosa presentación de Noel y el resto es historia.

"Él me contestó: 'Lo primero de todo, quiero darte las gracias por venir hasta aquí con tan buenas palabras; y segundo, vamos a casar a esa pareja y disfrutar de la fiesta'. Y yo le respondí: 'Sabes qué, creo que vamos a ser amigos para siempre'".

Como no podía ser de otra manera, Matthew y Noel celebraron su recién descubierta buena química con una noche en la que no faltó el alcohol y en la que, por una vez, fue el músico quien quiso retirarse antes.

"Me gustaría poder contarte toda la historia, pero incluye muchas palabrotas y no funciona igual de bien si no puedo decirlas en antena. Al final de la noche intentó colarse en mi habitación y en la de Sarah para arrasar con el minibar. No hace falta ni que diga que es un tipo maravilloso, nos lo pasamos muy bien", ha asegurado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes