El año que Pe y Bardem se afirmaron en Hollywood

LOS ANGELES (AFP). Los españoles Javier Bardem y Penélope Cruz aseguraron en 2008 su pase a la élite de Hollywood, mientras que cantantes como Jennifer López y Ricky Martin abandonaron sus movimientos sexys para cambiar pañales de gemelos como otro montón de figuras del espectáculo.

La prensa rosa anglosajona recuenta divorcios escandalosos, como el de Madonna y Guy Ritchie, incluyendo el nombre del pelotero Alex Rodríguez, destaca los nombres raros de bebés como Zuma Rock, hijo de la roquera Gwen Stefani y detalla la redención de Britney Spears, pero respecto de las estrellas latinas no se ocupó de sus vidas privadas, sino que le dedicó titulares a logros de más peso.

Bardem empezó el año llevándose el Globo de Oro y un histórico Oscar por su papel de villano en "No country for old men", mientras su colega Penélope Cruz, que había sido nominada por la Academia un año antes, volvió a filmar con Pedro Almodóvar, entró en el elenco estelar de "Nine" de Rob Marshall y conquistó a la crítica con "Elegy" de Isabel Coixet.

Pero ambos cerraron el año con el broche de oro de las candidaturas al Globo de Oro por sus respectivos papeles en la comedia "Vicky Cristina Barcelona", donde hicieron trío con Scarlett Johansson bajo la dirección de Woody Allen.

De su lado, Jennifer Lopez colgó sus prendas de "bomba latina" y junto a su tercer esposo, el salsero Marc Anthony se convirtió en febrero en madre de los gemelos Max y Emme -un niño y una niña-.

En agosto, el astro boricua Ricky Martin sorprendió al anunciar que había sido padre mediante subrogación gestacional de otro par de gemelos: Valentino y Matteo, dos pequeños que vinieron al mundo un mes después que Knox Leon y Vivienne Marcheline, la pareja que en Francia elevó a seis los hijos de Angelina Jolie y Brad Pitt.

La ola de partos múltiples siguió en octubre con la llegada de dos niñas para Lisa Marie Presley y el productor Michael Lockwood mientras los actores Rebecca Romijn y Jerry O'Connell viven la etapa final de otra doble espera en un año tan lleno de mellizos en Hollywood como los anteriores, cuando Marcia Cross, Julia Roberts y Holly Hunter también fueron madres de a dos a la vez.

Entre las muertes de 2008 la más inesperada fue la del actor australiano Heath Ledger, que en pleno ascenso de su carrera a los 28 años sucumbió en Nueva York a un cóctel de medicamentos. Al fallecimiento de este joven ahora nominado al Globo de Oro y posiblemente al Oscar por su papel del Guasón en "The dark knight" ("El caballero de la noche") se sumó el de pesos pesados del cine como Paul Newman (83 años), Charlton Heston (84) y Richard Widmark (93 años).

Detrás de las cámaras, la prensa internacional lamentó con particularidad las muertes del cineasta británico Anthony Minghella, que se fue en marzo a los 54 años, la del estadounidense Sydney Pollack (73 años) y la del italiano Dino Risi (91 años).

Entre la generación de relevo de estos directores, el mexicano Guillermo del Toro definió una carrera estelar al asumir la dirección de la superproducción "The Hobbit" bajo la producción del neozelandés Peter Jackson.

Y de su lado, el puertorriqueño Benicio del Toro logró sacar adelante su biografía del revolucionario argentino-cubano Ernesto "Che" Guevara bajo la dirección de Steven Soderberg, que le dio al actor la Palma de Oro en Cannes, alabanzas en La Habana, disgustos en Miami y buena crítica en América Latina.

En la televisión estadounidense, la actriz de origen hondureño América Ferrera consiguió como la "Ugly Betty" más internacional su tercera nominación consecutiva a los Globos de Oro -uno de ellos ganado en 2007-, por la serie producida en Estados Unidos por Salma Hayek.

La actriz mexicana se mantuvo detrás de las cámaras estudiando proyectos para producir en la industria del cine estadounidense y anunció públicamente en julio la ruptura de su compromiso con el empresario y multimillonario francés François-Henri Pinault, padre de su hija Valentina Paloma.

En octubre en San Salvador, tres de los más populares artistas latinos, Shakira, Alejandro Sanz y Fher, se presentaron ante los mandatarios de la XVIII Cumbre Iberoamericana y en nombre de la fundación Alas plantearon un plan para salvar a 22 millones de niños de la pobreza.

Para Sanz el año terminaba con dolores de cabeza luego de que la justicia española iniciara en diciembre una investigación que incluyó su nombre entre otra decena de personas por un posible delito de evasión de capitales a Liechtenstein.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada