La barba de Jim Carrey le roba todo el protagonismo

Si Jim Carrey pensaba que conseguiría pasar desapercibido dejándose crecer una frondosa barba, no podía estar más equivocado. De hecho, su vello facial se ha convertido -muy a su pesar- en una estrella en sí mismo que genera una extraña fascinación entre los usuarios de las redes sociales.

"Allá donde voy, la gente solo habla sobre mi barba. Parece que nadie puede pensar en otra cosa. No es normal. Sí, hay algo diferente en mí, y es esta barba. Y cada conversación que tengo tiene que girar en torno a mi barba. Tiene su propia cuenta de Twitter. Gracias a Dios que le caigo bien", aseguró el intérprete haciendo gala de su sentido del humor habitual a su paso por el programa de Jimmy Kimmel.

A pesar de que al resto del mundo le está costando acostumbrarse a su nueva imagen, el actor prefiere no darle demasiada importancia.

"La pregunta no es: '¿Por qué te estás dejando crecer la barba?'. La pregunta debería ser: '¿Por qué me estoy dejando crecer la barba pero sigo afeitándome los testículos?'. No tiene ningún sentido", matizó. La carrera profesional de Carrey ha dado un giro radical en los últimos años para dejar atrás su faceta de actor cómico por la que se dio a conocer en los años 90 con películas como 'Ace Ventura' o 'Dos tontos muy tontos' y centrarse en explorar otros registros dramáticos.

"No me malinterpretes, Jim Carrey ha sido un gran personaje, y fui muy afortunado de poder interpretarlo. Pero ya no me veo reflejado en él. Yo solía ser un tipo que estaba experimentando el mundo y ahora siento que son el mundo y el universo quienes están conociéndome a mí", reflexionó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes