Para la boda real, dos pasteles son mejores que uno

LONDRES (AP). Los planes para la boda real, anunciados el domingo, ilustraron una disposición admirable entre el príncipe y su futura esposa para alcanzar acuerdos justos.

El pastel principal será una obra maestra, creada con frutas y flores, y diseñada con ideas de la novia Kate Middleton, pero el príncipe Guillermo consiguió que también se sirva un pastel de chocolate, su favorito desde la infancia.

Cuando se habla del futuro rey y de la futura reina, dos pasteles son mejores que uno.

Los voceros del palacio informaron que la pareja real ha elegido un pastel tradicional de frutas, de varios pisos, decorado con crema y betún blanco, de azúcar y crema. El pastel es una creación de Fiona Cairns, diseñadora que ha trabajado con varias estrellas, incluido el ex Beatle, Paul McCartney. Cairns tiene un negocio boyante desde hace 25 años, cuando comenzó a preparar pasteles muy especiales.

El diseño final es un secreto, pero el pastel tendrá un arreglo floral inspirado en Gran Bretaña y creado con varias ideas de Middleton. El chef usará el llamado método Lambeth, popular en Inglaterra, que incluye un trabajo delicado para crear hojas, flores y otros elementos ornamentales del pastel.

Middleton pidió a Cairns representar unos 16 tipos diferentes de flores y hojas en el pastel. Cada uno tiene un significado distinto, una práctica que fue popular en la era victoriana, según fuentes del palacio.

"Ella nos ha guiado desde el comienzo y tiene ideas muy claras", dijo Cairns, cuyo negocio tiene su sede en Leicestershire, unos 180 kilómetros (110 millas) al norte de Londres. "Ello hace mucho más fácil todo, en comparación con una novia que no tenga absolutamente idea de qué quiere, algo que nos ha ocurrido en el pasado, pero ella (Middleton) sabía muy bien lo que quería, nos trajo diseños en papel y nos dijo qué influencias prefería que usáramos".

Cairns añadió que fueron elegidas numerosas flores para incluirse en el pastel.

La obra ocupará un lugar muy visible durante la fiesta en el Palacio de Buckingham, para unos 600 invitados, luego de la boda del 29 de abril en la Abadía de Westminster, pero los invitados podrán también disfrutar el pastel de chocolate, hecho con una receta familiar y solicitado por Guillermo.

Será preparado por la McVitie's Cake Company, conocida durante generaciones por los niños británicos por sus deliciosas galletas cubiertas de chocolate y por otras golosinas. La compañía ha hecho pasteles para la familia real durante décadas, incluido el pastel oficial para las bodas de oro de la Reina Isabel II y el príncipe Felipe.

Paul Courtney, el diseñador de pasteles de la firma, dijo que la obra para la boda real tendrá chocolate oscuro, galletas trituradas y algunos ingredientes secretos.

"Cuando el príncipe Guillermo era un niño pequeño, solía comer esto en la hora del té y realmente lo disfrutaba", recordó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada