El cambio físico de Antonio Banderas tras el susto de su infarto

A sus 58 años, Antonio Banderas mantiene una agenda profesional repleta de proyectos gracias a su envidiable forma física, sin la cual no podría hacer frente a esa carga de trabajo y que ha comenzado a valorar mucho más desde que, en sus palabras, viera "la guadaña de la muerte muy de cerca" al sufrir un ataque al corazón en 2017.

Curiosamente, él sí considera que ese susto de salud le ha dejado secuelas a nivel físico, una opinión que también comparte su amigo Pedro Almodóvar después de que ambos hayan vuelto a colaborar en su nueva película "Dolor y Gloria"."Algo queda, sí. Fíjate que incluso Pedro lo ha captado y me lo dijo. En algún momento durante el rodaje lo comentamos. "Tienes algo en la cara que no tenías antes de ese evento cardíaco. No lo borres", me dijo y yo le contesté que no, que no puedo borrarlo y tengo que utilizarlo. Algo queda...", ha reconocido el intérprete a su paso por el programa El Hormiguero de Antena 3.

Por otra parte, cualquier cambio más evidente que haya podido producirse en su rostro se explicaría también por la pérdida de peso de hasta siete kilos que tuvo que afrontar antes de meterse en la piel de su último personaje: "Pedro me quería muy fino para la película", ha revelado para justificar una apariencia que, todo sea dicho, también se habrá visto afectada por la intensa promoción que está afrontando estos días.

"Mi estado natural habitual es el de cansado. Me desenvuelvo bien así. Ayer estuve de estreno y me acosté como a las 5 y media de la mañana", ha asegurado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes