La casa Christian Dior despedirá a Galliano

París ( EFE). La casa de moda Christian Dior anunció hoy que ha iniciado los trámites para despedir al modisto británico John Galliano, tras la difusión de un vídeo en el que aseguraba que ama a Hitler, en evidente estado de embriaguez, en un bar parisino.

La empresa Christian Dior, propiedad del grupo LVMH, para la que Galliano trabaja como director artístico desde 1996, indicó en un comunicado que ha tomado esa decisión después de que trascendiera a los medios de comunicación ese vídeo " particularmente odioso" en el que insultaba de esa forma a los clientes de un bar.

La grabación llegó a la prensa días después de que otros clientes de ese mismo bar hubieran denunciado al modisto, nacido en Gibraltar en 1960, por un presunto intento de agresión y por pronunciar supuestos insultos antisemitas.

Tras ese incidente, al que siguió la detención de Galliano, la casa de moda " había suspendido inmediatamente sus relaciones con el estilista, a la espera de los resultados de la investigación", señala la nota de Christian Dior.

" Hoy, con motivo del carácter particularmente odioso del comportamiento y de las declaraciones sostenidas por John Galliano en un vídeo publicad el lunes (por ayer), la casa Christian Dios ha decidido apartarle inmediatamente e iniciar un proceso de despido contra él", agrega el comunicado.

La máxima responsable de Dior Couture, Sidney Toledano, condenó en la nota que las declaraciones del modisto y aseguró que están " en total contradicción con los valores esenciales que siempre ha defendido" la casa.

Galliano negó ayer ante la policía las acusaciones de la pareja que le denunció el pasado jueves, un línea que según la prensa francesa sostuvieron otros testigos llamados a declarar.

Sin embargo, el testimonio se produjo mientras por internet comenzaba a circular un vídeo publicado por el diario "The Sun" en el que se ve al hasta ahora diseñador de la casa Dior decir que ama a Hitler.

Se trata de una grabación obtenida por otros clientes también en el bar "La Perle" del barrio del Marrais parisino, esta vez en diciembre de 2010.

"I love Hitler", dice el gurú de la moda, visiblemente alcoholizado en un vídeo en el que le espeta a una cliente del bar: " La gente como tú estaría muerta. Vuestras madres, vuestros antepasados estarían todos jodidamente gaseados".

Tras la comparecencia del modisto, de 50 años, y de los testigos ante la Policía, la fiscalía ha pedido que se lleven a cabo más investigaciones antes de llevar el caso ante la Magistratura.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada