El compromiso entre Enrique de Inglaterra y Meghan Markle es "inminente"

Aunque los protagonistas de esta historia que tiene en vilo a todo el Reino Unido y la casa real británica guardan un silencio sepulcral ante la perspectiva de que Enrique de Inglaterra y Meghan Markle se estén preparando ya para darse el 'sí quiero' y poner así el broche de oro a su idílico romance, en los últimos días no han dejado de emerger todo tipo de informaciones en la prensa del país que parecen apuntar a dicha posibilidad, hasta el punto de que este mismo viernes se especula directamente con la idea de que el anuncio de boda sea "inminente".

De hecho, como publica el diario The Sun citando fuentes de la BBC, la cadena pública británica habría recibido ya una notificación del palacio de Kensington -residencia oficial del príncipe y de su hermano Guillermo- para comenzar a preparar el comunicado con el que se dará a conocer oficialmente el enlace, una noticia que la corporación de medios ofrecerá en primicia cuando llegue el momento.

Pese a que sus predicciones deben ser tomadas siempre con prudencia, las casas de apuestas del país también han emitido alguna que otra señal que parece reforzar la credibilidad de los rumores que han venido circulando en los últimos tiempos, ya que anoche se cancelaron misteriosamente, pero solo durante unos minutos, todas aquellas apuestas que estuvieran de algún modo relacionadas con el devenir de los dos enamorados.

El portavoz de la firma Ladbrokes, uno de estos negocios que constituyen toda una institución en el Reino Unido, tuvo que admitir posteriormente que se habían producido ajustes de última hora en la formulación de ciertas apuestas ante la hipótesis, cada vez más extendida, de que Enrique y Meghan confirmarán oficialmente su compromiso de cara a la temporada navideña."A los admiradores de la familia real les encantaría que [Enrique y Meghan] anunciaran su boda en este período navideño, y a nosotros nos consta que se va a producir de forma inminente, que esa es la opción más probable", explicó el mencionado representante al portal Mail Online.

Hace solo un par de días, la opinión pública británica también se hacía eco de la posibilidad de que el nieto de Isabel II y la actriz estadounidense hubieran recibido ya la "bendición" del arzobispo de Canterbury y el permiso para casarse en algunos de los templos anglicanos más emblemáticos -como la Abadía de Westminster o la Catedral de San Pablo-, de lo que se desprende que la Iglesia de Inglaterra no ha puesto objeción alguna al hecho de que Meghan sea una mujer divorciada.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes