La duquesa Catalina abandona el hospital siete horas después de dar a luz

Al igual que ya hizo de cara al nacimiento de su hija Carlota, la duquesa Catalina no ha pasado ni una sola noche en el Hospital St. Mary de Paddington tras dar a luz a su tercer retoño, cuyo nombre se desconoce por el momento. La feliz mamá ha abandonado este mismo lunes el centro médico siete horas después del parto acompañada por el príncipe Guillermo, junto a quien ha posado en los mismo escalones en los que la pareja ya presentó al mundo a sus otros pequeños mientras sostenía en brazos al recién nacido.

Para la primera fotografía junto a su hijo, Catalina ha elegido un vestido de la firma Jenny Packham -la misma por la que se decantó para presentar al mundo a su primogénito- en color rojo y con cuello blanco, similar al que Diana de Gales lució tras dar a luz al príncipe Enrique. Este tipo de guiños a su fallecida suegra son habituales en el guardarropa de la duquesa, que en 2013 ya eligió un vestido de lunares para abandonar el hospital con Jorge que recordaba al que Lady Di había llevado cuando hizo lo propio con el príncipe Guillermo en 1982.

Antes de recibir el alta, Catalina tuvo una visita muy especial: la de Jorge y Carlota, que acudían acompañados de su padre a conocer a su nueva hermanita. Poco después, la cuenta de Twitter del palacio de Kensington confirmaba que la duquesa regresaría a su hogar esta misma tarde y enviaba en nombre de los duques un mensaje de agradecimiento a todo el equipo que les había atendido.

"A sus altezas les gustaría dar las gracias a todo el personal del hospital por el trato que les han dedicado. Y también quieren dar las gracias a todos aquellos que les han enviado sus buenos deseos", reza el tuit publicado en la cuenta donde se ha difundido además la primera imagen del matrimonio con su bebé acompañado del simpático mensaje: "Bienvenido a la familia".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes