La trágica broma que mató a una de las enfermeras de Kate Middleton aún atormenta a Mel Greig

La enfermera Jacintha Saldanha se suicidó en diciembre de 2012 después de transferir a la habitación de la duquesa Catalina una llamada en la que Mel Greig y su compañero Michael Christian, de la emisora de radio australiana 2DayFM se hacían pasar por la reina Isabel y el príncipe Carlos de Inglaterra para conseguir información acerca del embarazo de la duquesa de Cambridge.

El pasado septiembre, aún atormentada por los remordimientos, Greig concedía una entrevista al Canal Siete de la televisión australiana que por motivos legales ha visto la luz este domingo. En esa conversación, la presentadora habla del sufrimiento que ha padecido desde que tuviera lugar el terrible suceso. "Estáis frente a una Mel que no tiene confianza en sí misma, que se siente perdida, una Mel que se siente muy culpable nueve meses después de lo ocurrido. Esta Mel está deprimida", señaló.La locutora también quiso hablar de las amenazas de muerte que tanto ella como su familia han recibido desde entonces.

"Llamaban a mi madre por teléfono y le decían: 'Ojo por ojo, ella murió y tú tienes que morir'. Hubo muchas llamadas telefónicas horribles. Mi padre fue ingresado de urgencia en el hospital a causa del estrés y yo solo podía pensar: 'Dios mío, ahora voy a matar a mi padre también'", añadió.Greig lamenta profundamente lo ocurrido, ha demandado a su jefe y asegura que intentó que no fuera emitida -la broma fue pregrabada y evaluada por los abogados de 2DayFM antes de su emisión."Debí haber sido más perseverante y no permitir que la broma fuera emitida", sentenció Mel.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes