¿Quién escoltará a Meghan Markle camino del altar en su boda?

El próximo 19 de mayo, la atención de todo el Reino Unido y parte del resto del mundo se posará en la antigua actriz Meghan Markle e, indirectamente, también en su acompañante cuando realice su entrada en el Castillo de Windsor para contraer matrimonio con el príncipe Enrique.

Según la tradición, el padre de la novia debería ser el encargado de llevarla del brazo camino del altar, pero las últimas informaciones en torno al enlace real aseguran que la futura novia habría optado por no invitar al suyo -el director Tom Markle- a la ceremonia, lo que dejaría vacante un puesto tan importante en su gran día.

El deseo de Meghan sería que su madre, con quien mantiene una estrecha relación, fuera quien la escoltara a través de la nave de la capilla de San Jorge, pero la familia real británica no vería con buenos ojos la posibilidad de romper con el protocolo de forma tan radical.

"Son comprensivos con la posición en que se encuentra Meghan, y entienden por qué ella preferiría tener a su madre a su lado, pero no es precisamente tradicional que una mujer escolte a una novia", apunta un informante en declaraciones al dominical The Star on Sunday.

La solución a este complicado dilema pasaría porque fuese el príncipe Guillermo, hermano del novio, quien se ocupara de apoyar a la guapa morena mientras recorre el pasillo central del templo en sus últimos minutos como soltera.

"Sería algo poco convencional, pero estamos hablando del enlace de Enrique y desde luego a él nunca le ha dado miedo probar cosas nuevas", matiza.

El padre de la antigua protagonista de la serie 'Suits' no sería el único miembro de la familia Markle que habría quedado excluido de la lista de asistentes; su hermanastro tampoco habría recibido una invitación debido a su historial de problemas con la justicia y su tendencia a hacer declaraciones de más a la prensa. En el caso del cineasta, su ausencia en la boda se debería más a su alergia a la exposición mediática, que no podría evitar en un día así, que a la tensa relación que habría mantenido con su famosa hija a lo largo de los años.

"Meghan ya ha dejado claro que preferiría darle ese rol a su madre, porque están más unidas. Y también le preocupa cómo reaccionaría su padre de verse en esa situación, porque ya se ha convertido en una especie de recluso, sin mencionar que existe cierto resentimiento entre Enrique y el resto de los Markle después de que él dijera que Meghan por fin va a tener la familia con la que siempre había soñado", añade el mismo informante.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes