La esposa de Alec Baldwin no tolera que el actor se queje sin motivos

Si hay algo que moleste a la mujer de Alec Baldwin es que su esposo se compadezca de sí mismo o trate de dar lástima porque, como ella misma le hace ver rápidamente en esas ocasiones, nadie en su sano juicio pensaría que al actor le faltan razones para sentirse una persona afortunada teniendo en cuenta que, a su dilata carrera profesional, hay que sumarle ahora el éxito conseguido con sus imitaciones de Donald Trump en 'Saturday Night Live' y la estabilidad doméstica de la que disfruta junto a sus tres hijos pequeños y la propia Hilaria Thomas.

"Mi mujer tiene una frase magnífica que utiliza en esos casos. Si alguna vez empiezo a quejarme, sobre lo que sea, ella se gira hacia mí y me dice: 'Nadie siente lástima por Alec Balwin'. Es capaz de acercarse a cualquier persona que esté en la calle en ese momento y preguntarle: ¿A ti te da pena Alec Baldwin? ¿O a ti?", explicó divertido el intérprete acerca del carácter de la guapa española durante una conversación con el portal Gothamist.

Aunque sea a costa de darle la razón a su mujer, Alec admite que en muchas ocasiones se ha preocupado en exceso por su imagen pública, permitiendo que esa 'obsesión' le llevara a ver la realidad de forma distorsionada.

"En ciertos momentos de mi vida, tuve la sensación de que la prensa no había pintado un retrato mío justo, que no había sabido comunicar lo que yo quería decir, y no solo me sentía decepcionado, además sentí que estaba siendo víctima de una injusticia, que iban a por mí... Me volví muy, muy paranóico", admite.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes