1ra generación se gradúa de escuela de Oprah Winfrey en Sudáfrica

HENLEY-ON-KLIP, Sudáfrica (AP). Ahora "son libres para volar", dijo el sábado la presentadora Oprah Winfrey a las primeras estudiantes que se graduaron de la academia para niñas sudafricanas de familias pobres creada y financiada por ella.

En su discurso de graduación, Winfrey elogió a profesores, administradores, trabajadores sociales, psicólogos y a las familias por sus contribuciones para garantizar que las estudiantes concluyeran su ciclo escolar.

Tras la inauguración de la escuela hace cinco años, Winfrey dijo que aprendió que era necesario un equipo para apoyar a las estudiantes, en especial a aquéllas que conocen la pobreza y han sufrido traumas: vivencias determinantes para muchísimas vidas en Sudáfrica.

Winfrey dijo que las estudiantes son como sus hijas y mencionó las experiencias que éstas han sufrido: "divorcio, violencia, acoso, la pérdida de un padre, la perdida de un pariente, pena, tristeza y dolor".

La primera generación que se graduó de la escuela se impuso a la adversidad, debido a que concluyeron los estudios 72 de las 75 estudiantes iniciales.

Todas las graduadas podrán aspirar a la inscripción en universidades de Sudáfrica y Estados Unidos.

"Hoy soy una madre orgullosa", expresó Winfrey el sábado.

La presentadora, una de las mujeres más ricas del mundo, aportó 40 millones de dólares para la construcción de la escuela, cuyas instalaciones podrían ser la envidia de muchas universidades en Sudáfrica.

Winfrey dijo que la escuela debió su eficacia a la actitud de los profesores de llegar temprano e irse tarde, de los trabajadores sociales, como uno que tuvo que viajar cientos de kilómetros (millas) para rescatar a una estudiante que sufrió violencia cuando visitó su casa, y los padres que inculcan la disciplina a pesar de las penurias en las que viven.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada