Un haitiano causa furor en la red vendiendo con garbo "palitos de coco"

Santo Domingo (EFE). El inmigrante de origen haitiano Rumai Dorlean causa furor en República Dominicana y las redes sociales con su pegadizo "Palito de Coco", una canción con la que vende con garbo y agudeza los tradicionales dulces dominicanos.

Rumai Dorlean, considerado un "fenómeno diferente" y quien vendía papel higiénico por las calles del país caribeño, ha logrado cautivar con simpatía, humildad y desde la nada a todo el país con "Palito de Coco", y hasta tiene ya visos de ídolo gracias a la "magia" de las redes sociales.
El artista, de 32 años y más conocido como 'Palito de Coco', ideó la letra de la canción para vender 400 o 500 pesos diarios (entre 9,4 y 11,7 dólares) de los dulces dominicanos conocidos con ese nombre.
Alguien lo grabó y, al llegar a las manos de su actual representante, Oliver Peña, éste le dio ritmo a la canción y lo subió a Youtube: en quince días alcanzó el millón y medio de visitas.


Tras el éxito en las redes sociales y las apariciones en televisión, la familia de Palito de Coco se puso en contacto con Oliver Peña y juntos comenzaron un proyecto en el que son socios a partes iguales y del que hacen un balance destacando la seriedad y honestidad entre ambos.

Su estribillo "saludo amiga, saludo amigo, saludo vecina, saludo vecino" ha causado tal furor en la sociedad que incluso el presidente de Haití, Michel Martelly, ha mostrado su interés por conocerle, según manifestó Peña a Efe.

Rumai prepara ahora una gira artística con quince temas, espectáculo y banda musical dirigida por el maestro Rosalbo Florián.

Además, ha sido contratado para grabar un anuncio de televisión en Estado Unidos para Major World, una empresa de venta de vehículos usados.

Rumai nació en Gonaïves (Haití), donde sembraba arroz y se dedicaba a la construcción, y es el lugar donde reside su hijo de 15 años junto a su abuela.

El artista procede de una familia muy pobre y hace dos años llegó a República Dominicana caminando durante cuatro días en los que los lugareños le daban comida y agua para sobrevivir.
El artista haitiano es seguidor de Bob Marley y su sueño es ser famoso, tener una "jeepeta" (vehículo todoterreno) Audi y adquirir las viviendas de su madre y su hijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes