La hermanastra de Meghan Markle no dañará su reputación en su próximo libro

Desde que se conociera que la hermanastra de Meghan Markle estaba preparando un libro basado en su infancia junto a la actriz de 'Suits', en el palacio de Kensington debían estar mordiéndose las uñas mientras elucubraban qué escándalos podría destapar su publicación, en vista de que ellas no se hablan desde hace nueve años a pesar de compartir el mismo padre.

Sin embargo, parece que esa futura crisis, que sin duda ensombrecería un hipotético compromiso de la intérprete y el príncipe Enrique que se considera ya inminente, no llegará a materializarse. Según ha explicado la propia Samantha Grant, a quien hasta ahora se había pintado como la hermanastra envidiosa y mala de la historia, el hecho de que su obra se titule 'The Diary of Princess Pushy's Sister', que se traduciría como 'El diario de la hermana de la princesa mandona', no implica que vaya a ser un ataque directo contra Meghan."Bueno, es cierto que estoy escribiendo un libro, y el título es bastante revelador, pero lo que no es cierto es todo ese escándalo que se ha montado, acerca de si será una especie de confesión para dejarla en mal lugar", ha explicado la aspirante a escritora en una entrevista al programa 'Good Morning Britain' concedida desde su Florida natal.

En su lugar, Samantha ha revelado que el relato de la historia de su familia servirá como vehículo para abordar la evolución de los derechos civiles en Estados Unidos y su impacto en las familias birraciales como la suya."En primer lugar, solo se pueden considerar unas memorias en el sentido de que recuerdo nuestras vidas, nuestro hogar familiar, con todos sus matices.

Lo más importante es que trata de la evolución de este país en cuestiones raciales, a través de mi familia y mi vida, desde la Ley de Derechos Civiles hasta la actualidad, y cómo todo ello se entrecruza con los últimos acontecimientos en la vida de mi hermana, abordando cómo me siento yo al respecto, y mi familia, y lo difícil que resultó enfrentarse a todo ello de manera global", ha adelantado, haciendo hincapié en que la imagen de Meghan no saldrá mal parada en la narración.

"Es una historia, bonita, tierna y divertida, de nuestras vida, de mi vida".Pese a que hasta ahora los medios siempre habían presentado la relación entre las dos mujeres como una muy tensa, marcada por los reproches que Samantha dedicaría a su hermanastra pequeña, por no apoyarla financieramente después de que le diagnostican esclerosis múltiple en 2008, la primera se ha encargado de desmentir esta hipótesis cubriendo de halagos a la novia del nieto de Isabel II.

"En mi opinión, solo puedes ser o no ser hermanas, y ella es mi hermana. Es un encanto. Es fuerte, educada y tiene una elegancia natural. El pueblo británico y el mundo entero se sorprenderá de descubrir lo maravillosa que es. Aportará muchísimo a la familia real en su rol. Todo el mundo se va a sorprender, de verdad", ha asegurado en tono conciliador.Sin embargo, Samantha no se hace demasiadas ilusiones sobre la posibilidad de que acabe acudiendo a una boda real si Meghan y Enrique acaban finalmente casándose."No sé si me ofendería el que no me invitaran, sí que iría por cariño y respeto, por supuesto. Ya veremos si recibo una invitación", ha comentado de manera casual.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes