La hija del presidente Bush se casó en Texas

CRAWFORD, EU (AFP) - El rancho en Crawford donde el presidente estadounidense George W. Bush recibió a tantos presidentes se convirtió este sábado en escenario de la boda de su hija Jenna.

Lejos de la pompa y la publicidad de otras bodas en la Casa Blanca, Jenna, de 26 años, se casó con henry Hager, de 30, a menos de un año de que se comprometieran.

"Hoy es la boda de mi hija Jenna. Es una ocasión feliz para nuestra familia", dijo el presidente en su mensaje de radio semanal.

"También es un momento especial para Laura, quien este fin de semana del Día de la Madre verá a una joven que criamos juntos avanzar hacia el altar", dijo Bush horas antes de la ceremonia.

La pareja pronunció sus votos al pie de una gran cruz de piedra calcárea de Texas que sirvió de altar, y que el presidente estadounidense hizo erigir cerca de un lago en su vasta propiedad de 850 hectáreas.

Un pastor de Houston (Texas, sur), Kirbyjon Caldwell, ofició la ceremonia. Caldwell anunció recientemente que apoya al precandidato demócrata para las presidenciales de noviembre Barack Obama.

"Es un amigo de la familia", aseguró la secretaria de prensa de la primera dama Laura Bush, Sally McDonough.

Horas antes de la ceremonia al aire libre, el cielo en Crawford -un pequeño poblado de 751 habitantes- se cubrió de nubes grises, y el pronóstico del tiempo anunciaba 33 grados Celsius.

Más de 200 familiares y amigos -incluido el ex presidente George Bush, padre del mandatario, y su esposa Barbara- se reunieron junto al lago donde se realizará la ceremonia y la recepción.

"Ella simplemente quería casarse en casa. Se siente más cómoda acá, y será hermoso. Esta es la época que las flores silvestres están floreciendo", dijo Laura Bush el lunes.

Los invitados bailarán toda la noche a ritmo de funk, rock clásico y blues de la banda The Tyrone Smith Revue, dijo McDonough. El menú no fue publicado porque los Bush querían que sus invitados "sean sorprendidos con las festividades", agregó.

Jenna habría usado un vestido de Oscar de la Renta complementado con una larga cola, mientras que su hermana melliza, Barbara, iría vestida por una estilista local que creó los trajes combinados de una quincena de amigas.

El anillo, engarzado de zafiros, es una reliquia de la familia Hager, dijo McDonough, pero no confirmó si los novios irán de luna de miel a Europa antes de asentarse en Baltimore, a unos 45 minutos de Washington.

Hager, que recibirá su diploma en administración de empresas conoció a Jenna durante la campaña electoral de 2004 y trabajó como asistente del controvertido ex asesor de Bush, Karl Rove.

La prensa que acompaña al presidente en todos sus desplazamientos, fue cuidadosamente apartada de las celebraciones, restringida al gimnasio del liceo, a varios kilómetros de distancia, que oficia de sala de prensa. Una única foto oficial podrá ser difundida el domingo.

A pesar del carácter íntimo de la ceremonia, los comercios de la zona no se han privado de explotar la ocasión, sacando a la venta multitud de souvenirs, llaveros, tazas y hasta botas de vaquero con la foto de los novios.

Los deseos de felicidad de la gente pudieron verse en una iglesia del pueblo.

Jenna Bush y Henry Hager se habían comprometido oficialmente en agosto pasado, después de que la joven diese el "sí, quiero" durante un paseo en Maine (noreste) no muy lejos de la propiedad del ex presidente George Bush.

La hija del presidente estadounidense que saltó a los titulares durante el primer mandato de su padre por su gusto por las fiestas con abundante alcohol, es hoy una maestra diplomada por la Universidad de Texas que pasó seis meses en Panamá trabajando para Unicef y que publicó un exitoso libro, "Ana's story", sobre el sida y la pobreza.

Desde hace una semanas Jenna promociona además, junto a su madre, el libro para niños que escribieron juntas "Read all about it".

"Ninguno de nosotros está nervioso", dijo Laura Bush el lunes. "Es un momento muy interesante de la vida cuando tu primera hija se casa. Y estamos ganando nuestro primer hijo".

En febrero de 2005, Laura Bush había dicho a la cadena ABC que Hager "no es un novio serio. Odio ser yo quien tenga que decirlo en televisión".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres disfrutar de los mejores hoteles?