El lado más salvaje de Matt Smith

Antes de que un late-nigh show y una serie de Netflix les convirtieran respectivamente en dos estrellas a nivel internacional, los británicos James Corden y Matt Smith ya se conocían de la primera etapa de sus carreras en Inglaterra, durante la que entablaron una estrecha amistad que aún perdura. Así que cuando el presentador tuvo al protagonista de 'The Crown' sentado en el sofá de su programa, no puedo resistirse a abochornarle un poco recordando su propio enlace con Julia Carey y cómo Matt fue el invitado más popular de todos.

"Nos conocemos desde hace mucho, mucho tiempo. Eres uno de mis amigos más queridos. De hecho, estuviste entre los invitados a mi boda. Y creo que fuiste sin duda la estrella de la celebración ¿Te acuerdas de algo?", le preguntó Corden su invitado para arrancar la entrevista, consiguiendo que el intérprete se sonrojara al saber qué iba a continuación.

"Tengo una cicatriz en la barbilla de cuando me caí por las escaleras. Y también me caí en una chimenea, ¡dos veces! Menos mal que no estaba encendida. Soy un peligro con el fuego. Bailé con Kylie Minogue, lo cual fue glorioso", reconoció Matt, antes de admitir que, llegado un punto de la velada, el padre del novio intentó convencerle para que se marchara a casa después de tomarse unas cuantas copas de más.

"Tu padre me metió en un coche. Al final de la noche me dijo: 'Bueno, Matt, hijo, creo que ya ha sido suficiente'. Recuerdo que era un Mercedes plateado. Me subí dentro, cerré la puerta y salí por el otro lado para volver corriendo a la fiesta. Qué boda...", añadió para poner el broche de oro a la anécdota.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes