Una mujer está en el corazón de la marca Jimmy Choo

ETIQUETAS

NUEVA YORK (AP). El corazón y el espíritu de Jimmy Choo le pertenecen a una mujer: Tamara Mellon está ampliando la lujosa marca que aprovechó la fama de sus empinadas zapatillas para crear una casa de moda.

Es una trotamundos, con su elegante equipaje de cuero y toallitas desinfectantes a la mano (pues también le tiene algo de fobia a los microbios). Es una ejecutiva de negocios _nombrada como embajadora comercial por el primer ministro británico David Cameron_ y una madre soltera, que juega con su hija de ocho años en el parque.

Su historia con Jimmy Choo empezó en 1996, cuando Mellon era editora de la Vogue británica en 1996 y sintió que había espacio para una nueva colección de zapatos de lujo, que compitiera con marcas como Manolo Blahnik. Jimmy Choo, el hombre, ya era reconocido por su confección de prendas en un pequeño estudio en el este de Londres.

Ambos unieron esfuerzos para lanzar la marca, mudaron la producción a Italia, empezaron a cortejar a las tiendas y abrieron su propia boutique.

Mellon supo que alcanzaba el éxito cuando, en 1998, una montaña de cajas llegó a la tienda en la calle Motcomb y se vio rodeada de lo que consideró pequeñas piezas de arte ponible.

"Fue allí que mi visión tomó vida", dijo Mellon. "Me sigo emocionando así, sabes, cuando sientes ese emoción porque sabes que lo hiciste bien".

En el 2001, Equinox Luxury Holdings le compró sus acciones a Choo, el hombre, y en el 2007 una firma privada adquirió la mayoría de la empresa, aunque Mellon mantiene el control de la parte creativa.

La británica se las ingenia para generar piezas que cumplan con su propio estándar de perfección. Lo que ella misma se pone _sus zapatos, su ropa e incluso el peinado_ son objeto de planificación.

"Tengo que pensar en lo que me pongo... tengo que ser la marca", dijo en una entrevista reciente con la AP en la tienda Saks Fifth Avenue, en la Quinta Avenida, antes de una presentación para promover la nueva fragancia de Choo.

Anamaría Wilson, directora de noticias de moda de la revista Harper's Bazaar, considera que el sello de Mellon se detecta en cada pieza de Jimmy Choo.

"La colección es chic y refinada, pero con cierta sensibilidad sexy, como la propia Tamara", dijo.

Para Mellon no tiene sentido ofrecerle algo al público que ella misma no se pondría.

"Si crees que puedes confiar en una especie de ciencia, es un error. La moda se trata de emociones. Se trata de '¿qué es lo que quiero?' Y, '¿qué es lo que quieren las mujeres?'".

En la tienda por departamentos, Mellon escuchó a quienes querían hablar con ella y preguntarle desde consejos de moda hasta orientación sobre qué ponerse en el día de su boda.

Su respuesta para todas: "Lo que más me gusta decirle a la gente es 'Atrévete a hacerlo y no tengas miedo'".

En cuanto a la fragancia que se suma a su marca, Mellon comentó que les llevó años desarrollarla porque tenían que lograr la combinación perfecta, una que tanto ella como sus clientes quieran usar por mucho tiempo. Quería que fuese "sensual y para nada débil".

Mellon se rocía con el perfume cada vez que está a punto de desembarcar en su próximo destino, con el deseo de que se vuelva parte del sello de Tamara Mellon _ y Jimmy Choo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada