4 mujeres se suman a demanda de difamación contra Bill Cosby

Cuatro mujeres más se sumaron a una demanda federal en contra de Bill Cosby el viernes con el argumento de que el comediante abusó sexualmente de ellas y luego las difamó al permitir que sus representantes calificaran sus relatos como mentirosos.

Se trata de Barbara Bowman, Joan Tarshis, Louisa Moritz y Angela Leslie, quienes se unieron en la demanda civil previamente presentada por Tamara Verde, Teresa Serignese, y Linda Traitz.

Las mujeres buscan compensación económica porque dicen que Cosby y sus representantes arruinaron su reputación y les hicieron difícil llevar una vida normal.

Estas mujeres se encuentran entre decenas más que han denunciado que Cosby, de 78 años, abusó de ellas hace décadas. Cosby ha refutado algunas de las acusaciones y, a la fecha, no ha sido acusado de cometer delito alguno.

"No hay razón para que ninguna de las víctimas de esta situación deban vivir con esta carga en sus vidas", dijo Bowman, residente de Arizona, en una conferencia telefónica el viernes. "Yo no soy mentirosa. Yo soy una persona que dice la verdad".

Bowman alega que Cosby se ganó su confianza cuando era una aspirante a actriz de 17 años, en 1985, y que luego la atacó sexualmente en diversas ocasiones.

Tarshis, que dice que Cosby la drogó y agredió en 1969 cuando tenía 19 años, estuvo de acuerdo con Bowman y agregó que fue ridiculizada públicamente por denunciar los hechos. La primavera pasada, dice, una mujer que pasó por su lado en su automóvil la escupió y la llamó mentirosa.

"Estuve muy afectada por eso", dijo Tarshis el viernes, residente de Nueva York. "No quiero sonar como Richard Nixon, pero yo no soy una mentirosa. ¿Por qué alguien mentría sobre algo como esto? Este no es mi legado".

Bowman, por su parte, dijo que nunca ha sufrido ningún maltrato físico o verbal de manera directa desde que decidió denunciar los supuestos abusos, pero que ha cambiado la manera como hace compras para evitar multitudes. También dice que ha tenido problemas para encontrar empleo debido a la notoriedad que le ha traído el caso.

Moritz, actriz de California, dice que Cosby abusó de ella en un camerino de "The Tonight Show" en 1969. Leslie, de Michigan, sostiene que Cosby abusó de ella en 1992 cuando se reunió con el comediante en su suite en Las Vegas.

La noticia del viernes se produjo luego que una mujer de Nueva Hampshire presentara una demanda por difamación por separado en contra de Cosby a principios de esta semana en una corte federal en Springfield, Massachusetts, donde fue interpuesta la otra demanda de las siete mujeres.

Marshall Searcy III, que figura como el abogado de Cosby en los documentos presentados en la corte, se negó a hacer comentarios. Otra abogada de Cosby, Monique Pressley, no respondió a una solicitud para que hiciera comentarios.

Kristina Ruehli dice Cosby, que tiene una casa al oeste de Massachusetts, falsamente la acusó de mentir cuando ella se presentó el año pasado y dijo que la violó en 1965 en su casa de Los Ángeles.

Y el jueves, en una distinta demanda también por difamación, presentada en California por la modelo Janice Dickinson, un tribunal de apelaciones detuvo temporalmente una orden según la cual Bill Cosby y su ex abogado debían rendir declaración bajo juramento. La orden detuvo la orden de recibir testimonio de Cosby y de su abogado, que queda suspendida por el momento.

Cosby ahora ha sido nombrado en seis demandas civiles. Por separado, fiscales en Pennsylvania y California podrían presentar cargos penales en su contra.

Joseph Cammarata, que representa a las siete mujeres a excepción de Ruehli, dice que no espera que ninguna otra presunta víctima presente demandas por difamación. El próximo 21 de noviembre se vence el término para presentar una demanda por estas razones, señaló.

Las siete mujeres de la demanda que interpuso Cammarata dicen que Cosby las difamó porque sus representantes, incluyendo al abogado de toda la vida del comediante, Martin Singer, quien recientemente fue despedido, emitieron declaraciones públicas en 2014 diciendo que las denuncias de las mujeres eran absurdas y falsas.

"Estas personas fueron puestas en ridículo en público y su reputación arruinada cuando contaron sus relatos sobre los abusos y ataques a manos del señor Cosby", dijo Cammarata. "Esta es su oportunidad de ir a la justicia y tratar de restaurar su buen nombre y reputación".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes