La nueva hija adoptiva de Madonna parte de Malaui

LILONGWE, Malaui (AP). La nueva hija de Madonna partió de Malaui, su tierra natal, en un avión privado con destino a Londres, dijeron hoy sábado un empleado del aeropuerto y una persona allegada al caso de adopción de Madonna en esta nación africana.

El empleado del aeropuerto, que pidió no ser identificado por no tener autorización para dar declaraciones, precisó que la niña Chifundo "Mercy" James, de tres años de edad, partió la noche del viernes con destino a Londres, con una escala en la vecina Sudáfrica.

La niña, que es la segunda hija que Madonna adopta en Malaui, viajaba acompañada de una niñera, una enfermera pediátrica y una empleada, se informó.

La persona allegada al proceso de adopción, que pidió no ser identificada, dijo que la niña conocida como Mercy iba a llegar a Londres el sábado por la mañana. Madonna tiene residencias en Inglaterra y Estados Unidos.

El tribunal supremo de Malaui concedió la adopción el 12 de junio, revirtiendo el fallo de un tribunal de primera instancia en abril, que señalaba que Madonna no había pasado suficiente tiempo en Malaui para poder concederle una niña.

El alto tribunal, que dijo que en el fallo inicial el juez había impuesto una versión muy limitada de la definición de residencia, elogió a Madonna por su labor con los niños en la empobrecida nación donde medio millón ha perdido a sus padres a causa del sida.

Madonna fundó en 2006 la organización de caridad Raising Malawi, mediante la cual ayuda en la alimentación, educación y cuidado médico de los huérfanos de Malaui.

El año pasado Madonna adoptó un niño, David, en Malaui.

Los grupos de bienestar infantil habían expresado preocupación de que las normas destinadas a proteger a los niños eran modificadas a fin de servir a Madonna debido a que es una celebridad y quizás por gratitud por la ayuda que brinda a Malaui.

Madonna conoció a Mercy en 2006 en la villa infantil Kondanani, un orfanato de Bvumbwe, al sur de Blantyre. Fue en el mismo año que realizaba las gestiones para adoptar a David, a quién encontró en un orfanato del centro de Malaui.

La madre de la niña, que tenía 18 años, no estaba casada y murió poco después de dar a luz. Desde que Madonna inició las gestiones para adoptar a la niña surgieron problemas entre los familiares maternos de la menor que aprobaban la adopción y un hombre que dijo ser el padre y quién expresó la intención de cuidar a la niña, pese a admitir que nunca había visto a Mercy.

Madonna viajó a Malaui en 2006 mientras filmaba un documental sobre la pobreza que afectaba al país y la crisis del sida.

Madonna, de 50 años, tiene además de David a otros dos hijos: Lourdes de 12 y Rocco de ocho.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes