El príncipe Guillermo soñaba con ser policía

La vocación de servicio público que siempre ha caracterizado al príncipe Guillermo de Inglaterra, quien trabaja actualmente como piloto de helicópteros de rescate en Cambridge, es un rasgo de su personalidad que le acompaña desde su más tierna infancia.

Tanto es así, que el nieto de Isabel II soñaba de pequeño con ser policía, entre otras razones, para "proteger" en todo momento a su madre, la malograda Diana de Gales.Como publica el diario Daily Mail citando a un confidente de la familia real británica, el entusiasmo que sentía Guillermo ante la posibilidad de entrar a formar parte de las fuerzas del orden le llevó a recibir un regalo muy especial por parte del Special Escort Group , el cuerpo policial dedicado a garantizar la seguridad de las altas autoridades del estado: el uniforme completo que lucen estos agentes con gorra y guantes incluidos.

Además de su labor en los servicios médicos de la región inglesa de East Anglia, el segundo en la línea de sucesión al trono ha abanderado en los últimos años un sinfín de proyectos solidarios, por lo que el pasado mes de mayo presidió un encuentro organizado en el marco de la iniciativa 'Campaign Against Living Miserably', que aborda la problemática del elevado número de suicidios que se producen anualmente en el Reino Unido, y habló abiertamente de su propia experiencia en la materia.

"En mi primer día como piloto de un helicóptero médico tuve que rescatar el cuerpo de un hombre que se había suicidado. Además de ese caso, he tenido contacto con situaciones similares en muchos de mis trabajos benéficos y por eso soy consciente de la dimensión tan preocupante que ha alcanzado este fenómeno. Un compañero me explicó en una ocasión que había una media de cinco intentos de suicidio al día. Tenemos que hacer algo al respecto y evitar que haya más casos centrándonos en la prevención y la asistencia psicológica, aseguraba en el evento.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes