La prometida de George Clooney no quiere casarse en Downton Abbey

Ni siquiera las impresionantes vistas que pueden admirarse desde lo alto del castillo de Highclere, el escenario principal de la serie televisiva 'Downton Abbey', han conseguido convencer a la abogada Amal Alamuddin de que este es el enclave perfecto para convertirse en la esposa de George Clooney. Aunque su primera visita a la majestuosa propiedad la dejó "gratamente sorprendida", la prometida del oscarizado actor ha decidido buscar un nuevo lugar para celebrar su esperada boda al recordar que en ese mismo castillo contrajo matrimonio la polémica modelo británica Katie Price -más conocida como Jordan en su etapa como maniquí de calendario- hace nueve años; un evento con el que Amal no quiere verse relacionada bajo ningún concepto.

"Lo cierto es que Amal no es una experta en lo que respecta al mundo de las celebridades. Pero sabe perfectamente quién es Katie Price y no quiere que su gran día esté asociado de ninguna manera a ese tipo de circo mediático. Así que tanto ella como George vuelven a estar como al principio, barajando numerosas posibilidades", aseguró una fuente al periódico The Sun.

No cabe duda de que la decisión de su futura esposa habrá decepcionado profundamente al antiguo soltero de oro de la meca del cine, quien se mostraba entusiasmado en su momento ante la positiva reacción que había exhibido Amal durante el anterior recorrido turístico por el castillo, organizado por su amigo Hugh Bonneville. "George mantiene una estrecha amistad con Hugh, el actor que interpreta a Lord Robert Crawley en la ficción, desde que el año pasado rodaran juntos 'Monuments Men'. Así que le pidió que organizara una visita privada al castillo y Amal se quedó realmente impresionada nada más poner un pie en el edificio.

Cuando George vio la reacción de su prometida, comenzó a preguntar a todo el mundo y le aseguraron que estarían encantados de acoger su boda", confesaba otro informante al diario Daily Mail.Sin embargo, el celo con el que Amal protege todo lo relativo a su vida personal ha frustrado la original propuesta de celebrar un exclusivo convite en la campiña inglesa, por lo que ahora la pareja podría reconsiderar la posibilidad de utilizar las propiedades que George Clooney posee en Italia y en México para sellar su compromiso matrimonial, pese a que en un principio ambas fueron descartadas por no ofrecer la privacidad necesaria a los dos enamorados y a sus exclusivos invitados.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes