El inesperado protagonismo de Nicole Scherzinger en la final de la Copa de Maestros de tenis

Desde que empezaran a circular los primeros rumores en torno al romance, finalmente confirmado, entre la cantante Nicole Scherzinger (39) y el tenista Grigor Dimitrov (26) -ambos residentes desde hace años en Londres-, han sido escasísimas las ocasiones en las que los dos enamorados, especialmente el discreto deportista, se han pronunciado públicamente sobre los entresijos de su estable relación sentimental.

Es precisamente ese celo con el que el joven búlgaro trata de proteger cualquier ámbito de su vida privada -al menos desde su anterior y mediático idilio con la también tenista Maria Sharapova- el que explica por qué el público presente ayer domingo en el O2 Arena de Londres se quedó de piedra cuando Grigor, una vez coronado como campeón del torneo ATP Finals tras vencer en la final a David Goffin, decidió sacudirse su tradicional timidez para tener todo un gesto de romanticismo con su novia a la vista de todos los presentes."Quiero dar las gracias a una persona que está por aquí, mi novia Nicole.

Sé que está por ahí, escondida probablemente. Creo que se merece algo de reconocimiento por toda esta semana, ha sido maravillosa conmigo", le dirigió micrófono en mano ante un pabellón abarrotado, aunque las cámaras no pudieron captar la presencia de la artista en las gradas.

Al margen del secretismo y el cuidado extremo con el que los dos enamorados han venido gestionando su historia de amor en público, sin aclarar siquiera si se forjó en el año 2015 cuando, curiosamente, ambos pusieron fin a sus respectivas relaciones con Sharapova y, en el caso de ella, con el piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton, lo cierto es que el mensaje de cariño que Dimitrov le dedicó ayer domingo a la exlíder de las Pussycat Dolls parece sugerir un ligero cambio de tendencia en su ya no tan férrea política comunicativa, a diferencia del silencio sepulcral que de momento mantiene Nicole sobre su renovada vida sentimental.

"Cualquier persona que quiera disfrutar de una carrera exitosa, sea en la profesión que sea, va a tener que hacer sacrificios, eso es innegable. La clave reside en poder hacer malabares para encontrar una posición de equilibrio. Es evidente que he tenido que renunciar a muchas cosas en la vida y, no te voy a mentir, no es nada fácil. Me he sentido muy sola en ocasiones, teniendo que viajar de un lado para otro y sin compañía de ningún tipo. Creo que todo el mundo en esta industria se ha sentido solo alguna vez", explicaba hace unos meses sin mencionar en ningún momento a su ya confirmada pareja sentimental.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes