Los "saludables" antojos de Astrid Klisans en su segundo embarazo

A diferencia de otras celebridades que no pueden resistirse a la tentación de ingerir más dulces de la cuenta o cualquier alimento por el que previamente no sentían especial fascinación, el segundo embarazo de la modelo y diseñadora Astrid Klisans le ha llevado, curiosamente, a sacar a relucir su lado más creativo.

Y es que como ella misma ha revelado en sus redes sociales, desde hace unos días está completamente inmersa en la noble -y aparentemente irresistible- tarea de preparar jabones caseros, una actividad por la que ha debido de desarrollar una gran afición teniendo en cuenta el esmero y la dedicación que se desprenden de los productos que ha enseñado a sus seguidores. "A todas nos da algún caprichito de embarazo... A mí me ha dado por hacer #manualidades.

Aquí os dejo mi receta de jabones artesanales de lavanda y romero", ha compartido la generosa esposa de Carlos Baute en su perfil de Instagram, junto a una foto en la que posa radiante con dos pequeños jabones en forma de flor. Es de justicia recordar que, incluso durante la gestación de su primer retoño con el cantante, el pequeño Markuss, la extrovertida Astrid nunca tuvo 'caprichos' que se alejaran demasiado de la dieta sana y equilibrada de la que siempre ha presumido ante sus fans, aunque eso no significa que estos fueran precisamente recomendables para ella.

"Es impresionante. Solo quiero comer sushi y es horrible porque no puedo tomarlo, así que me pido la tempura. Además ahora estamos en casa de mi suegra y ella nos cocina, pero a mí no me apetece nada de lo que hay, solo sushi", revelaba el año pasado cuando se encontraba en la recta final de su primer embarazo.

La pasión que parece haber desarrollado en esta ocasión por las citadas manualidades, por otro lado, servirá probablemente a Astrid para distraerse un poco ante el nerviosismo y la incertidumbre de no saber si su próximo bebé será niño o niña. "Yo sí quiero [saberlo], es mi marido el que no quiere. Estoy a punto de intentar descubrirlo, tengo más ganas de saber, pero bueno, en el fondo me da igual, porque lo voy a querer igual sea niño o niña. El amor es tan grande y tan perfecto, que da igual lo que venga, lo vas a querer demasiado", confesaba recientemente a la revista ¡Hola!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes