La sobrina de Paris Hilton tendrá un papel importante en su boda

Desde que Paris Hilton anunciara las pasadas Navidades que su novio le había propuesto matrimonio y que ella le había respondido que sí, todos sus fans cuentan con impaciencia los días que quedan hasta descubrir qué tiene en mente la empresaria y DJ, la reina de las fiestas por excelencia, de cara a su gran día.

Sorprendentemente, en sus últimas declaraciones al respecto la futura novia confesaba que tenía más dudas que certezas de cara a su enlace, comenzando por si finalmente celebraría más de una ceremonia -y dónde- y sin olvidar que hace unas semanas aseguraba no haber sido capaz de decidirse aún por un diseñador para su vestido. Lo único que parece tener claro por el momento la celebridad es que su sobrina mayor, hija de su hermana Nicky y el marido de esta, James Rothschild, será una de las encargadas en acompañarla en su camino al altar.

"Creo que Lily-Grace será la niña de las flores, casi seguro, pero no creo que Teddy [su hija de dos meses] sea todavía capaz de caminar sola cuando llegue el momento", ha adelantado Nicky en declaraciones a People, en las que ha añadido que tía y sobrina mantienen un vínculo muy especial que justificaría el que Paris haya querido darle a la pequeña un papel especial en su enlace.

"La verdad es que Lily-Grace se emociona mucho cada vez que viene de visita, porque a las dos les encantan los animales y Paris siempre trae a sus perritos con ella. Cuando está en Nueva York, se asegura de pasar por casa todos los días para ver a las niñas. Es un gesto muy dulce por su parte".

Con la participación de Lily-Grace en el que sin duda será uno de los acontecimientos más sonados del año en el mundo del entretenimiento podríamos asistir a la consagración de la primera como estandarte de una nueva generación de estrellas en el seno de la familia Hilton. Y en breve, a esta nueva tanda de mini-celebridades podría unírseles otra más, ya que Paris no se ha cansado de repetir en los últimos tiempos que está deseando debutar en la maternidad junto a su chico Chris Zylka.

"No sabes hasta qué punto [quiero ser madre]. Tengo una fiebre por los bebés tremenda desde que nació mi segunda sobrina. Además, su nacimiento me ha dado esperanza, porque ha demostrado que tenemos muy buenos genes en mi familia. Así que no tengo de qué preocuparte en ese sentido", explicaba recientemente a Us Weekly sobre su cada vez más intenso instinto maternal.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes