La gestante subrogada de Gabrielle Union no sabía quién era la celebridad en un principio

La actriz Gabrielle Union cumplió su sueño de convertirse en madre hace seis meses gracias a un proceso de gestación subrogada y desde entonces se ha propuesto hablar con total naturalidad y la mayor transparencia posible de los aspectos menos conocidos de este método de reproducción asistida con la esperanza de ayudar a otras mujeres en una situación similar a la que se encontraba ella.

En su última entrevista al programa "Shondaland", la celebridad ha abordado ciertos temas tabú como los criterios a la hora de elegir a la sustituta gestacional en función de su raza o incluso su religión, el nivel de control que los futuros padres pueden o deben ejercer durante el embarazo y cuáles fueron, a título personal, los requisitos importantes para su marido, el exjugador de baloncesto Dwayne Wade, y ella.

"Para otros, cuando la gestante es de la misma raza, existe cierto temor a que pueda huir con tu bebé. La gente tiene todo tipo de miedos y de cosas que desean; algunos desean que sea de una religión específica, o que vea o no la televisión. Otras personas le envían audios de voz para que los escuchen en casa y sus voces se oigan junto a las del resto de personas que viven con ella", ha desvelado a lo largo de la conversación antes de entrar a dar detalles de su caso concreto.

"Nosotros queríamos: que tuviera sus propios hijos y un marido, que ya hubiera hecho esto mismo antes para que así supiera lo que estaba haciendo. No tuvimos necesidad alguna de gestionar hasta el más mínimo detalle".

La también empresaria no ha tenido reparo en relatar además cómo fue su primer encuentro con la mujer que llevaría en su interior a su pequeña Kaavia durante nueve meses: "Al principio ella no sabía que se trataba de nosotros, aunque yo sí lo sabía todo sobre ella.

Así que cuando nos conocimos, entró en la habitación y se quedó muy sorprendida. Al principio no supe muy bien cómo interpretarlo, si era bueno o malo", ha recordado.

La señal definitiva de que había encontrado a la candidata perfecta para que le ayudara por fin a debutar en la maternidad se produjo cuando empezaron a hablar y descubrieron que compartían su pasión por los libros.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes