Ana de Armas: Felicidad fue para Durán "su punto de apoyo"

Paso a paso, la actriz cubana Ana de Armas continúa su conquista silenciosa de Hollywood, con roles en "War Dogs", "Hands of Stone" o la secuela de "Blade Runner", y confesó a Efe que, aunque pasó momentos de impacientarse, ahora se encuentra feliz porque "al final los resultados llegan".

"He pasado por momentos de impacientarme (en Hollywood) y de pensar qué lento va todo, qué largo es este proyecto, será que tiene sentido, todo se demora... Pero, mira, hoy en día ya no lo puedo decir porque todo llega", explicó Ana de Armas en una entrevista telefónica con Efe.

"Hay que ser paciente. El foco tiene que estar en trabajar duro, en acumular experiencias y no pensar en el resultado, dado que va a llegar sí o sí. Me siento muy feliz y muy orgullosa de estar donde estoy y de haberme arriesgado", añadió la actriz.

A De Armas (La Habana, 1988) se le amontonan ahora los motivos para sonreír. Hoy estrena en Estados Unidos la comedia "War Dogs" y la próxima semana llegará a los cines "Hands of Stone", acerca del legendario boxeador panameño Roberto "Mano de Piedra" Durán.

La guinda a su dulce momento es la secuela de la aclamada cinta "Blade Runner", que se encuentra grabando en estos momentos.

"Honestamente, estamos como a medio rodaje de (la segunda parte) de 'Blade Runner' y todavía no me lo creo", confesó la actriz, que compartirá escenas en esta esperadísima película con Harrison Ford y Ryan Gosling.

Mientras tanto, los cines acogerán el estreno de "War Dogs", una comedia de tono gamberro, basada en hechos reales, protagonizada por Jonah Hill y Miles Teller y que dirigió Todd Phillips, el realizador de "The Hangover" (2009).

El filme cuenta la historia de dos jóvenes que recibieron un contrato del Pentágono para armar a los aliados de Estados Unidos en Afganistán.

De Armas explicó que se sintió atraída por el proyecto por la "forma inteligente" con la que aborda el tema del armamento y la guerra, ya que recurre al humor pero después "te deja pensando en lo que acabas de ver".

"El género no importa tanto sino lo que estás diciendo. Se puede decir lo mismo de muchas formas", argumentó.

Asimismo, apuntó que el suyo es un "personaje pequeño", pero "que se queda en la memoria de la gente, que tiene mucho peso".

"Es la persona más sensata y madura de toda la película. Representa el hogar, la familia. Es una mujer fuerte que dice lo que piensa, que no acepta cualquier cosa que le diga su pareja", explicó.

En la que sí aparecerá la actriz como primera línea del reparto será en "Hands of Stone", filme con Robert De Niro y el venezolano Édgar Ramírez en el que interpreta a Felicidad Iglesias, la esposa del boxeador panameño Roberto "Mano de Piedra" Durán.

"Cuando les conoces en la vida real, Roberto y Felicidad son personas entrañables que tienen muchísimo sentido del humor, que después de mucho tiempo casados se adoran, se aman con locura, se aprietan y se besan", rememoró la actriz sobre su encuentro con los protagonistas reales del largometraje.

"Son totalmente dependientes el uno del otro. Son una pareja muy bonita", añadió.

De Armas indicó también que, "desde el minuto uno", Felicidad fue para el púgil "su punto de apoyo, su cable a tierra".

"Felicidad mantuvo a Roberto, a la familia, al hogar, todo en sus hombros. Durán tenía una atención muy grande de todo el país, era la esperanza de Panamá. Pero Felicidad cargaba con Durán y con Panamá porque si él se derrumbaba ella era la que sostenía todo", dijo.

La actriz aseguró que fue un rodaje "muy intenso" y que todo el equipo se dejó "el alma" y se involucró de manera "muy personal", ya que cada uno encontró "un pedacito" de sus vidas relacionado con la historia.

"No es una película de boxeo o de deporte: es una película de identidad personal, de crecimiento, de luchar por tus sueños", opinó De Armas, quien se mostró "orgullosa" del resultado de "Hands of Stone".

¿Y de la secuela de "Blade Runner"? ¿Se puede conocer algo de uno de los rodajes más secretos de Hollywood en estos momentos?"

"Te puedo contar muy poco", dijo entre risas la actriz.

"Puedo decir que todos sabemos que es una película muy esperada, que hay nervios, por supuesto. Pero el ambiente en el set es extremadamente agradable", detalló.

La intérprete aseguró que el rodaje de la continuación de la mítica "Blade Runner" (1982) de Ridley Scott es "un proceso creativo constante" y describió al cineasta de este nuevo filme, Denis Villeneuve, como "un genio de la dirección".

"No hay nadie más ahora en el mundo que pudiera estar haciendo esta película", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes