Ana de Armas: "Soy la persona más vaga del planeta"

Antes de comenzar en unas semanas el rodaje de la esperada secuela del clásico 'Blade Runner', Ana de Armas se ha sometido a duras sesiones de entrenamiento en Santa Mónica (California) bajo la atenta vigilancia de un equipo de médicos, entrenadores y nutricionistas, una estricta rutina que choca con su naturaleza perezosa y que consiguió causarle agujetas en todos los músculos del cuerpo.

"¡Me duele todo! Soy la persona más vaga del planeta. Yo soy feliz bebiendo vino y viendo películas en el sofá. Solo soy capaz de presentarme en el gimnasio porque sé que hay alguien esperándome", confesó la joven cubana a la revista Nylon para su número de agosto poco antes de poner rumbo a Budapest para comenzar a rodar la cinta.

Pero lo mucho que le ha costado a la intérprete ponerse en forma no significa que no se tome muy en serio un proyecto que sin duda la consolidará definitivamente como una de las nuevas promesas de Hollywood, además de permitirle trabajar codo con codo con estrellas de la talla de Harrison Ford, Ryan Gosling y Robin Wright.

"Hay bastante presión porque se trata de una película que todo el mundo ha visto, pero el director Denis [Villeneuve] es un verdadero genio y estamos trabajando juntos para construir el personaje. Vamos a hacerlo a nuestra manera", matiza.

Sin embargo, Ana no corre el riesgo de que su vertiginoso ascenso a la fama se le suba a la cabeza, ya que siempre puede contar con su madre para que le ayude a recuperar la perspectiva. "Esta industria, las audiciones, la ansiedad, es una verdadera locura. Pero siempre puedo llamar a mi madre a Cuba para recordar lo que es la vida real", aseguraba recientemente la joven en una entrevista a la revista W.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes