Alejandro Sanz rompe su silencio para reclamar la paz en Palestina

Aunque en las últimas semanas el cantante Alejandro Sanz había optado por encerrarse en su estudio de grabación para continuar con los preparativos de su nuevo disco, su reivindicativo carácter le ha empujado a romper su autoimpuesto mutismo para denunciar la crítica situación que se vive estos días en Palestina, utilizando el potente altavoz que le proporcionan las redes sociales para reclamar la paz y el cese de los bombardeos en la franja de Gaza.

"Perdón a todos, pero rompo mi mutismo por un grito interno. ¡Paz para Palestina! Vuelvo a mi silencio", reclamó el cantautor madrileño en su perfil de Twitter, haciendo una excepción a la política de silencio que ya anunció tras la final del Mundial de Brasil.


"Bueno me voy a enclaustrar en el estudio. Voy a desaparecer por un tiempo. Seguiré por aquí pero no voy a escribir mucho. Necesito el tiempo y la concentración. Quiero hacer el disco que os merecéis", contaba días antes.

La repentina urgencia que ha invadido al artista con los preparativos de su próximo trabajo se explica en gran parte con la inminente llegada de su pequeña Alma, fruto de su matrimonio con la diseñadora Raquel Perera. De hecho, el nacimiento del que será su cuarto retoño coincidirá con una época plagada de compromisos profesionales para Alejandro, de confirmarse su debut como coach en la versión española de 'La Voz' la próxima temporada, junto a otros artistas como Laura Pausini y Malú.

" Estamos muy contentos y deseando que la niña esté ya con nosotros, ya que no ha nacido todavía y ya ha revolucionado nuestras vidas. No creo que vayamos a tener más, ya somos suficientes para jugar al mus y podemos decir que hemos cumplido el objetivo", bromeaba recientemente Raquel Perera en la presentación de su línea de camisetas Rosas & Beats, diseñadas en colaboración con su marido.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes