Aleks Syntek advierte sobre industria musical

BUENOS AIRES (AP). Invitado a participar del concurso Latin American Idol, el cantante mexicano Aleks Syntek envió una advertencia a los jóvenes que buscan iniciar una carrera musical: cuidado con la fama efímera.

"La música, como la repostería, necesita cocinarse a fuego lento. Un artista necesita formarse, curtirse a base de muchos años, de muchas batallas ganadas y otras perdidas. Sólo el tiempo va sentando la base necesaria para convertirse en un artista atemporal. Y eso no lo van a encontrar en un reality", dijo Syntek durante una entrevista reciente con AP en Buenos Aires, donde grabó su participación en el programa Latin American Idol.

La participación de Syntek en el concurso, que busca a la próxima estrella pop latina, podrá verse el jueves por el canal Sony.

El mexicano aseguró que la emisión, que ofrece como premio un contrato con una firma de representación y otro con el sello multinacional Sony BMG para grabar un disco, "puede ser una escuela, pero una carrera no está ahí".

Syntek lo sabe por experiencia propia. El músico fue uno de los pocos integrantes del programa "Chiquilladas" de la televisión mexicana de los ochenta --en el que un grupo de niños parodiaba novelas, programas y personalidades-- que logró forjar una carrera artística duradera que trascendiera aquella fama infantil.

A los 38 años, y con más de 20 de carrera, Syntek destacó que más importante el esfuerzo por mantenerse vigente en un mundo en el que el éxito de los artistas es tan efímero como la duración de la canción más escuchada al tope de las listas de las estaciones de radio.

"Siento que el mundo ha cambiado mucho... Antes las cosas duraban de moda un año, seis meses, ahora en una semana ya pasaron de moda. Hay una superpoblación musical y es mucho más complicado generar la atención del público", dijo, acomodándose las gafas de marco negro sentado en el amplio sillón de las oficinas en Buenos Aires de la discográfica EMI, sello para el que trabaja.

"Hay que ser un verdadero sobreviviente, un guerrero muy paciente",

"Hoy en día con la generación MP3 se ha vuelto el consumo de la música muy plástico, muy frívolo y se ha perdido el involucramiento con el artista y su obra completa... Muchas veces yo veo a los chicos que bajan un MP3 porque la canción está de moda, la mastican un rato y luego la escupen y la que sigue, sin enterarse quién es el artista, cuál es su propuesta", se lamentó.

Syntek destacó la evolución que el rock y el pop latinos han tenido en los últimos años y cómo figuras destacadas de la música regional --como Juanes, Shakira o Paulina Rubio-- han logrado convertirse en estrellas internacionales.

"Durante las décadas de los '80 y los '90 se creía que mientras más te parecieras a los anglosajones, mientras tu música tuviera esa influencia, tendrías oportunidad de llegar más lejos. ¿Y qué sucedió a partir del año 2000? Se comprobó que mientras más latinos seamos más vamos a lograr" explicó.

Syntek adelantó que su próximo proyecto musical es celebrar sus dos décadas en la música con un disco que compila sus éxitos y un concierto con Armando Manzanero y la orquesta Big Band de México con canciones arregladas al estilo del swing de los años cincuenta.

"En el escenario vamos a poner dos pianos acústicos enormes, uno enfrente del otro, y vamos a ir alternando pianazos", contó.

Pero lo que más rescató, aún bajo la advertencia de que puede sonar como un cliché, fue a su público, que se compone de "chicas fresas conservadoras, chicos radicales rockeros con tatoos (tatuajes) y piercings (perforaciones de aretes), abuelitas, papás, niños".

"Esa es la joya más preciada que yo puedo tener", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes