Alicia Keys celebra 10mo aniversario de su primer álbum

NUEVA YORK (AP). A los críticos de música les llegan invitaciones todos los días para conocer a emergentes cantantes. Pero cuando a esta periodista le llegó una invitación para conocer una cantante joven en una presentación íntima hace 10 años, las expectativas eran altas.

Con el apoyo del magnate de música Clive Davis, Alicia Keys fue descrita como un cruce entre Lauryn Hill y Whitney Houston, una bella cantante de R&B con trenzas al estilo africano y a la vez una pianista clásica brillante con una voz sensacional. Prometía ser un gran éxito. Más que un gran éxito. Era seguro, no solamente esperado, que ganaría premios Grammys y que tuviera ventas de multiplatino.

Keys llenó todas esas expectativas cuando lanzó su debut "Songs in A Minor" (Canciones en La Menor) en 2001. El álbum estableció a la joven de 20 años como una de las artistas más influénciales de su generación. Pero mirando hacia atrás, Keys dice que no esperaba que el álbum la convirtiera en superestrella.

"Hubo muchos años que trate de sacar mi música y hubo múltiples veces que pensamos, 'va pasar, va pasar', y no pasó. Entonces, creo que en muchos sentidos me estaba protegiendo", recordó Keys.

Keys, ahora de 30 años, ya puede celebrar. El álbum será relanzado esta semana con ediciones especiales que incluyen canciones inéditas y vídeos.

Keys, que está casada con el productor de música Swizz Beatz y tuvo un hijo el año pasado, también cantará canciones del álbum en un concierto en el Teatro Beacon de Nuevo York el jueves.

"Hay ciertas cosas que uno tiene que celebrar, como algunos cumpleaños que son más especiales que otros, porque representan un crecimiento. Entonces, para mí, eso es lo que es esto", dijo la cantante en una entrevista telefónica la semana pasada.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada