Amaia Montero: me desnudo un poco en mi nuevo disco

MEXICO (AP). Como quien está acostumbrada al éxito y no tiene mucho que explicar, la cantante Amaia Montero presentó su primera producción como solista, luego de 11 años al frente del grupo La Oreja de Van Gogh.

Su disco homónimo incluye 11 temas, todos escritos y musicalizados por ella, según se desprende de los créditos. El empaque contiene además un DVD con un detrás de cámaras de la grabación del álbum y del primer video "Quiero ser", así como la versión final del mismo, que ya rota en los canales de música.

"Me siento emocionada... creo que estoy capturando todo el cariño de la gente", dijo Montero en una rueda de prensa en Ciudad de México. "Lo que pretendo es expresar mis sentimientos, lo que me ha pasado en los nueve meses (en los que trabajé en el disco), lo que he vivido, lo que es importante para mí... prácticamente me desnudo un poco".

Señaló que para escribir cada canción tuvo que buscar en su interior, proceso que resultó en "momentos bonitos" y otros "muy duros", y que al final le sirvieron de terapia.

En ese tiempo estuvo rodeada de su familia, ya que entendía que para hablar de sí misma debía estar cerca del mar, en la casa de sus padres en Donostia, San Sebastián, en el norte de España.

Durante la grabación, en que estuvo acompañada por el productor italiano Claudio Guidetti, quien ha colaborado con estrellas como Eros Ramazzotti y Laura Pausini, tuvo que "madurar de golpe" al tomar decisiones que antes no le correspondían del todo, dijo.

Y precisamente Ramazzotti toca la guitarra en el tema "La bahía del silencio", indica el comunicado de prensa que entregó el sello disquero Sony-BMG.

A preguntas de la prensa la cantante reconoció que será un poco difícil desligarse de la imagen junto al grupo con el que ganó un Latin Grammy en 2006 y vendió más de 5,7 millones de discos a nivel mundial.

Aseguró que la separación fue "muy, muy difícil", pero necesaria para sentir que era fiel a sus creencias.

Montero le dedica un tema a sus antiguos compañeros de La Oreja, "Tulipán", en cuyo coro asegura que "siempre os echaré de menos" y que son sus "cuatro ángeles que mientras viva lo recordaré".

"Durante 11 años más de ese shalalalaralala / Nos acompaño, a recorrer de la mano / lugares del mapa mundial / luces, conciertos, vida en aeropuertos / miradas de complicidad / pero el hechizo hubo de romperse, el resto la historia dirá", dice una de las estrofas.

La cantante relató que creativamente necesitaba seguir su propio rumbo, pero al cuestionársele sobre las diferencias entre sus propuestas y lo que hacía con la banda divagó hasta conjurar un "no sé".

Sobre las comparaciones entre su estilo y el de la nueva vocalista de La Oreja, Leire Martínez, dijo que "si escuchas muy bien, las voces no tienen nada que ver".

La cantautora también le dedica el tema "Te voy a decir una cosa" a su mamá, mientras que "407" la escribió para su padre, según el comunicado.

A largo plazo Montero sólo busca "seguir" en el mundo de la música, su pasión desde niña, y la cantante, comparada en el pasado con Ana Torroja, descartó trazar un paralelismo entre esta nueva etapa en su carrera y la de su colega y compatriota cuando salió de Mecano.

"No sé si hay similitudes. Con cada uno pasa lo que tiene que pasar", dijo con aire de tranquilidad. "Yo lo que espero es seguir en la música por muchos años".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada