Argentina y Uruguay se unen para preservar al tango

BUENOS AIRES (AP). Se necesitan dos para el tango, incluso si son países vecinos que mantienen una larga contienda sobre el origen del mayor exponente de esa música y danza dramática y sensual.

Argentina y Uruguay, que mantienen una disputa sobre el lugar de nacimiento del gran cantante de tango Carlos Gardel, han dejado de lado sus diferencias para intentar convencer a la UNESCO de que declare al tango patrimonio cultural intangible.

Un comité de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, según sus siglas en inglés) se reunirá esta semana en París para considerar la petición de añadir el tango a la lista de herencia cultural intangible.

El comité, que trabaja con un secreto similar al que rodea la elección de un Papa, decidirá qué solicitudes enviará al cuerpo de la UNESCO, que tomará la decisión final en septiembre.

"En medio de situaciones tensas en otras áreas, quisimos mostrar que no hay piquetes en la cultura", dijo a AP Mauricio Rosencof, director general del Departamento Municipal de Cultura de Montevideo.

La designación del tango como patrimonio cultural ayudaría a los gobiernos de ambos países a utilizar fondos públicos para conservar su exportación más famosa junto con la carne.

Tanto Argentina como Uruguay han propuesto crear una orquesta de tango del Río de la Plata, han catalogado miles de canciones no registradas y buscarían establecer academias de tango oficiales en todo el mundo para difundir y proteger al tango como una forma de arte.

El tango, nacido a fines de 1,800 en los barrios bajos de Buenos Aires y Montevideo, posee una creciente popularidad en todo el mundo en parte gracias al exitoso musical de Broadway "Forever Tango" y al concurso de televisión "Bailando con las Estrellas".

La imagen más conocida de este baile elegante, con mujeres de altos tacones dando giros y patadas en brazos de hombres vestidos de esmoquin, es la llamada "tango escenario". La danza bailada en las milongas es más parecida a un vals, pero igualmente sensual.

Argentina y Uruguay concuerdan en que son los cocreadores del tango. Pero su disputa sobre el origen de Gardel sigue marcando diferencias. Ambos países reclaman como hijo propio al cantante, convertido en leyenda tras morir en un accidente aéreo en 1935 en Medellín, Colombia.

Los argentinos aseguran que Carlos Romuald Gardes nació en 1890 en Toulouse, Francia, hijo de Berthe Gardes, una madre soltera que luego se mudó con su muchacho a Buenos Aires, donde más tarde adoptó el nombre artístico de Carlos Gardel.

Los uruguayos, en cambio, sostienen que Gardel nació en 1887 en Tacuarembó, una pequeña ciudad al norte del país, hijo ilegítimo de un caudillo militar y su cuñada, que lo entregó a Berthe Gardes.

Tanto Argentina como Uruguay alegan tener documentos que prueban la procedencia del artista.

El tango surge de una combinación de las culturas española, italiana y africana traídas por los inmigrantes a ambos países y ha adoptado distintas formas, incluyendo el nuevo tango combinado con música electrónica.

Pero el ritmo se revolucionó cuando en 1917 Gardel grabó "Mi noche triste" y el tango, un lenguaje de machos que se retaban a peleas con cuchillo, se convirtió en la expresión del sufrimiento por amor, dijo la escritora argentina Alicia Dujovne Ortiz.

"Fue la primera vez, y con una voz increíblemente dulce, que un hombre lloró por una mujer", añadió.

Otra famosa composición de Gardel, "Por una cabeza", se popularizó en Estados Unidos tras incluirse en la banda sonora de las películas "La lista de Schindler" y "Perfume de mujer", entre otras.

A nivel internacional se identifica más a Argentina con el tango que a Uruguay, en parte gracias a una promoción agresiva que convoca a miles de turistas cada año y que en 2006 representó un ingreso de 125 millones de dólares para la ciudad de Buenos Aires.

Al mismo tiempo, Gardel ha ayudado a hacer conocida la ciudad de Tacuarembó, de 50,000 habitantes, dijo Raquel Hernández, directora del departamento de turismo de la ciudad. El Museo Carlos Gardel atrae casi 10,000 visitantes al año desde su apertura en 1999 y una estampilla oficial de 2004 declara a Gardel "Tacuaremboense Inmortal".

En Buenos Aires, el Centro de Estudios Gardelianos custodia la tumba de Gardel en el cementerio de la Chacarita, donde una estatua de tamaño natural lleva siempre un clavel rojo en el ojal y un cigarrillo entre los dedos, ofrendas que colocan sus admiradores.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada