Arremete Don Omar contra policía

CAROLINA, Puerto Rico (AP). El reggaetonero Don Omar arremetió el lunes contra uno de los testigos principales en el caso criminal que se sigue en su contra por cargos de drogas y armas derivados de un incidente ocurrido en 2004.

Durante un receso del juicio, William Omar Landrón, nombre de pila del cantante, arremetió contra el policía Neftalí Molina, a quien calificó como un "gusano" de esa fuerza.

"Luego que este caballero quisiera jugar con mi integridad, la integridad de mi familia, de mi madre, mis hermanos, hoy 12 personas se van a dar cuenta de que se han encontrado, no con una manzana podrida, con uno de los gusanos que quedan dentro del barril de las manzanas de la Policía, lamentablemente", expresó Landrón a su salida de la sala.

A preguntas de Jorge Gordon, abogado del coacusado Rafael Morillo Concepción, el agente Molina reconoció que durante su primera declaración sobre el incidente la madrugada del 8 de septiembre de 2004 no mencionó ante una jueza del Tribunal de Carolina que su cliente tenía en sus manos un cigarrillo de marihuana, como se alega actualmente.

En ese entonces, cuando sometió el caso para la radicación de cargos, el policía tampoco dijo, entre otras cosas, que Morillo Concepción oliera al humo de esa droga.

A su salida de la sala, Gordon no quiso hacer ningún comentario.

En cambio, Joaquín Monserrate Matienzo, representante legal de Don Omar, manifestó a la prensa que "se están sentando las bases para establecer las manifestaciones contradictorias" del agente.

Los hechos que se le imputan al intérprete ocurrieron el 7 de septiembre de 2004, cuando dos policías supuestamente sorprendieron a Don Omar, Morillo Concepción y Luis Rodríguez Camacho fumando marihuana en un vehículo Hummer en la urbanización Vistamar de Carolina.

En el interior del vehículo del artista se encontró un arma con el número de serie mutilado, según la policía.

Monserrate Matienzo alega que el caso contra Don Omar es una fabricación y ha dicho confiar en que el jurado absolverá a su cliente.

Las autoridades supuestamente les incautaron un arma de fuego con el número de serie mutilada, tres cigarrillos de marihuana encendidos, 13 cigarrillos "phillies" sin usar y 1.243 dólares en efectivo. Los "phillies" se utilizan para envolver marihuana luego que se prohibiera la venta del papel para esos fines hace unos años.

De resultar culpables, los acusados se exponen a sentencias de cárcel de entre cinco y 10 años sin derecho a libertad condicional.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes