Avril Lavigne se desnuda en su álbum más íntimo

París ( EFE). La cantante canadiense de pop-rock Avril Lavigne cree que su cuarto álbum, " Goodbye Lullaby", constituye su trabajo más " personal" hasta la fecha, ya que la artista se desnuda emocionalmente hasta el punto de sentirse " vulnerable".

La cantante, de 26 años, explicó a Efe en París que en otros trabajos le preocupaba la interpretación que los demás podían hacer de sus letras pero que en esta ocasión logró " borrar de la mente" esa idea y escribir para sí misma de forma " realmente honesta".

" Alguien me dijo una vez que no debía tener miedo a exponer los sentimientos porque es entonces cuando la gente responde" positivamente, aseguró Lavigne, que visitó la capital francesa para promocionar el lanzamiento del álbum, que verá la luz el 8 de marzo.

" Goodbye Lullaby" habla de cómo las personas atraviesan situaciones difíciles y " las superan y crecen", puntualizó la artista canadiense, que reconoció haber madurado en la gestación de su último trabajo.

" He crecido con cada nuevo álbum y con cada gira", destacó Lavigne, que se fijó como objetivo grabar un disco " con un enfoque diferente", y donde abandona los sonidos más rockeros que la caracterizaban a favor de canciones donde predomina la guitarra acústica, el piano y los instrumentos de cuerda.

La impronta personal de la cantante también cobró fuerza en el proyecto al escribir en solitario la mitad del álbum y producir por primera vez dos de los temas, entre ellos " Goodbye", que da nombre al conjunto y es la canción " más intensa y real" de su carrera, indicó.

La joven que alcanzó la cumbre del panorama musical pop-rock con los éxitos de ventas "Complicated", "Sk8er Boi" o "Girlfriend", volverá a los escenarios dos años después de su anterior proyecto con una quincena de canciones, entre ellas "Alice" que fue compuesta para la película "Alicia en el país de las maravillas", de Tim Burton.

Los seguidores de Lavigne pudieron degustar el día de Año Nuevo un aperitivo del álbum que se avecina, con la interpretación del sencillo "What the hell" en el plató televisivo del popular presentador estadounidense Dick Clark, y la posterior descarga gratuita del tema que ofreció la artista durante 48 horas a través de internet.

" 'What the hell' es familiar, se parece a mis anteriores trabajos", reconoció la cantante, que consideró positivo incluir la canción, la más rockera del álbum, en recuerdo a su trayectoria anterior.

Los demás temas del álbum tienen un sonido " crudo y orgánico" aseguró la joven, que mostró su confianza en que sus admiradores apreciarán la evolución que ha dado la vocalista.

" Quería que la voz fuese el principal instrumento", declaró la cantante, cuyo álbum abre con "Black Star", el nombre de su primer perfume, y que contiene la canción "Darlin", escrita con quince años, dos antes de saltar a la fama.

Lavigne señaló que la decisión de regalar el sencillo "What the hell" a través del programa de descarga iTunes se puede considerar una suerte de compensación a sus seguidores que "esperaron mucho tiempo" a la salida del cuarto disco, y a los que quiso expresar su "gratitud".

En este sentido, Lavigne tuvo que lidiar con su compañía discográfica, RCA Records, que retrasó sucesivamente el lanzamiento del proyecto debido a desacuerdos sobre el cambio de rumbo musical de la canadiense.

Lavigne calificó de "frustrantes" los retrasos experimentados en su trabajo, que pusieron más de tres años de por medio entre "Goodbye Lullaby" y su anterior álbum "The Best Damn Thing", lanzado en 2007.

"Tenía una visión para este álbum y eso es lo que he hecho", apostilló.

La artista, que ha desarrollado en los últimos años su faceta empresarial con el lanzamiento de dos perfumes y de su propia marca de ropa, expresó asimismo su deseo de acelerar la puesta en marcha de la Fundación Avril Lavigne, para la ayuda a los jóvenes discapacitados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada