Barenboim dirige "Valquiria" en La Scala

MILAN (AP). El director de orquesta Daniel Barenboim solicitó el martes al presidente de Italia que proteja los teatros del país de las reducciones presupuestarias con las que el gobierno pretende reforzar las finanzas públicas.

Baremboim hizo su insólito llamado desde el foso de la orquesta momentos antes de que levantara la batuta para dirigir la ejecución de "La Valquiria" de Wagner en la premiere de gala de la temporada en el célebre teatro milanés de La Scala.

Como suele suceder, la función musical fue acompañada del drama fuera del escenario.

Antes de escucharse las primeras notas, estudiantes y policías chocaron brevemente en la plaza frente al teatro. Jóvenes, algunos de ellos con cascos, enfrentaron los bastones policiales. La fuerza pública arrojó granadas lacrimógenas y de humo, y dos agentes sufrieron lesiones menores.

Algunos estudiantes, que desde hace meses protestan las reformas universitarias y recortes presupuestarios, portaban carteles en los que proclamaban su solidaridad con el sector cultural.

Cientos de empleados de casas de ópera procedentes de Génova, Roma, Florencia y otras partes protestaron de manera pacífica en las cercanías en coincidencia con la llegada de los ricos y famosos al acontecimiento más importante del calendario social milanés.

En el recinto, Barenboim exhortó al presidente Giorgio Napolitano, que estaba sentado en el palco real, a que solicitara la protección de los atractivos culturales de Italia como lo prevé la constitución del país. Barenboim tiene el título no oficial de director principal de orquesta invitado de La Scala.

"Por este título y también a nombre de los colegas que tocan (un instrumento), cantan, bailan y trabajan, no sólo aquí sino en todos los teatros, estoy aquí para expresarle (a usted) el nivel de nuestra profunda preocupación por el futuro de la cultura en el país y en Europa", dijo Barenboim en palabras dirigidas al jefe de estado, a quien flanqueaba la alcaldesa de Milán.

Todos los presentes en el teatro aplaudieron y Napolitano hizo lo propio.

Autoridades de la casa de ópera afirman que el gobierno redujo cinco millones de euros (6,64 millones de dólares) al presupuesto del 2010 de La Scala y prevé el doble para el 2011.

Las fuentes dijeron que esos recortes de gran escala para las instituciones culturales de Italia amenazan con obligar el cierre de varias casas de ópera en el país. El total de los recortes se conocerán hasta el 20 de diciembre.

"Esto es un ataque a todo el mundo cultural, no sólo a La Scala", dijo Guancarlo Albori, dirigente de la confederación sindical CGIL, que organiza la protesta. "Es una tragedia para la cultura italiana".

La dirección escénica de esta producción de "La Valquiria", la segunda de las cuatro óperas del ciclo "El anillo del nibelungo", es del regista belga Guy Cassiers, quien provocó las iras de algunos cantantes al utilizar el video.

Cassiers dijo que su objetivo era reunir todas las disciplinas y tecnologías en escena para "crear un universo".

El elenco incluyó algunos de los cantantes wagnerianos más prestigiosos del momento. La soprano Nina Stemme hace el papel de Brunhilda y la mezzo Waltraud Meier el de Siglinda, un papel habitualmente para soprano. El tenor neocelandés encarna a Sigmundo y el bajo ucraniano Vitalij Kowaljow a Wotan.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada