Buenos Aires abre primer museo Beatle de América Latina

BUENOS AIRES (AP). Uno de los ladrillos del club The Cavern, un cheque firmado por Ringo Starr, la "auténtica peluca" Beatle están entre miles de objetos relacionados con los "Fab Four" en un museo de Buenos Aires especializado en la legendaria banda inglesa.

El museo es producto de la "Beatlemanía" del argentino Rodolfo Vázquez, un coleccionista privado que se hizo fanático de los cuatro jóvenes de Liverpool cuando tenía diez años. "Me regalaron el disco 'Rubber Soul' y con el tema 'In my life' me enamoré de los Beatles", le dijo a la AP.

Vázquez juntó todo lo que encontraba en Buenos Aires sobre la banda de rock más famosa de la historia, como discos o recortes de entrevistas. Esta obsesión que fue creciendo con el tiempo se tradujo diez años atrás en la inclusión del argentino en el Libro Guinness como el mayor coleccionista privado sobre los Beatles.

El Museo Beatle que inauguró este mes en la turística Avenida Corrientes contiene 2.200 piezas de las más de 8.500 que consiguió reunir y que recuerdan la vida y obra de los Cuatro Fabulosos.

Hay otros museos sobre el grupo británico, como el de Liverpool y el de Hamburgo, con relevantes piezas pertenecientes a los músicos, pero el de Buenos Aires es el primero en América Latina.

En las vidrieras y paredes del pequeño y abarrotado local hay objetos para todos los gustos: una caja de preservativos con los nombres de John Lennon y su segunda pareja, Yoko Ono; una de las "auténticas pelucas Beatle" que se adaptan "a cualquier tamaño de cabeza" vendidas en Estados Unidos y fotografías autografiadas de los cuatro músicos.

"La idea es mostrar mi colección de forma permanente. Dentro de un año quiero rotar las cosas expuestas por otras", señaló este antiguo empleado de un estudio de contadores de 53 años.

Muchos de lo objetos fueron intercambiados por Vázquez. Otros comprados por el coleccionista argentino en algunos de sus viajes al exterior.

Todos muestran el fervor que todavía hoy despierta la banda originaria de Liverpool y que se hizo inmensamente popular en la década del 60', cuando la integraban John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr.

"En Inglaterra y España encontré muchos seguidores. Por correo recibí cosas desde Japón, Inglaterra y Brasil, y todavía lo sigo haciendo", explicó el coleccionista, para quien la pasión por Los Beatles en el mundo no se extinguirá nunca.

De la exposición, Vázquez siente un cariño especial por las 64 cajas de chicles con la forma de álbumes en miniatura que aluden a los 16 discos de los Beatles.

Otras rarezas son cuatro cajitas de música con las figuras de los integrantes de la banda y una carta original de Mimi, la tía que crió a Lennon como su hijo, en la que habla de las peripecias de éste a una amiga.

Hay portadas de sus discos, muñecos que representan a los músicos, tazas y platos con sus imágenes. Incluso las copias certificadas de sus respectivos nacimientos en Liverpool.

En una vitrina destaca uno de los 5.000 ladrillos rescatados de la demolición en 1983 de The Cavern Club, el local de dicha ciudad donde los "Fab Four" actuaron cerca de 300 veces.

Además se pueden ver un palillos que Pete Best usó con la banda, antes de ser sustituido por Starr en 1962.

También se exhibe una baldosa del piso original de la entrada a Strawberry Fields, el orfanato del Ejército de Salvación situado cerca de la casa de infancia de Lennon que dio nombre a su célebre tema "Strawberry fields forever" (1967).

Vázquez asegura que desconoce el valor total de lo que está expuesto en el museo.

En Argentina, como en México y Brasil, hay muchos simpatizantes de la banda, como demostró los multitudinarios conciertos que brindó McCartney en la capital en noviembre de 2010.

El bar "The Cavern Club" que administra Vázquez y situado al lado del museo organiza todos los años la "Semana Beatle", en la que es elegido el mejor grupo emulador de los "Fab Four" de América latina, que posteriormente viaja a Liverpool para presentarse en un festival.

Uno de los más destacables centros culturales especializados en la banda inglesa está en Liverpool. "The Beatles Story" explica con lujo de detalles la trayectoria del grupo al remontarse a la temprana influencia que ejercieron sobre el mismo Elvis Presley y el rock and roll hasta su disolución en 1970. Durante un tiempo tuvo entre sus piezas más valiosas el piano en el que Lennon cantó "Imagine".

También en esa ciudad inglesa se han exhibido impactantes colecciones de objetos que recuerdan a la banda procedentes de Estados Unidos, donde existe un número cuantioso de fanáticos. En Hamburgo, otro museo recrea la llegada de los Beatles a esa ciudad y muestra sus primeros contratos musicales.

Julian Lennon, el hijo mayor del fallecido John, posee a su vez los objetos que muestran la faceta más íntima de los cuatro músicos. Están recogidos e ilustrados en el libro "Beatles Memorabilia. La colección de Julian Lennon".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada