Centenares de personas asisten a funeral de Etta James

ETIQUETAS

LOS ANGELES ( AP). Centenares de amigos, parientes y admiradores de Etta James se reunieron el sábado en una iglesia de la zona de Los Angeles para recordar a la legendaria cantante que falleció el 20 de enero.

Diversas personalidades del mundo del espectáculo asistieron al funeral de la artista del género musical rhythm and blues, en tanto que Stevie Wonder y Christina Aguilera aportaron su talento para la ceremonia.

Aguilera interpretó el tema "At Last" que hizo famosa a James mientras que Wonder cantó con el coro de la iglesia.

El reverendo Al Sharpton tenía previsto hacer el panegírico dedicado a la artista, que murió a los 73 años después de una lucha contra la lucemia y otras afecciones de salud.

Etta James convirtió en su rúbrica "At Last" en tanto que la pasión y el sentimiento de su voz la catapultaron al rango de ídolo durante las décadas que duró su carrera.

Su interpretación de "At Last" se convirtió en un tema casi obligado en bodas y comerciales.

En una escena que quizá sea la más famosa para "At Last", el presidente Barack Obama y la primera dama hicieron gala de sus pasos al compás de una versión del tema en el baile que sigue a la toma de posesión.

"Etta James fue precursora. Su constante cambio de sonido influyó en los artistas del rock and roll, rhythm and blues, pop, soul y jazz, y se ganó el lugar como una de las artistas femeninas más importantes de nuestro tiempo", dijo tras la muerte de la misma el presidente y director general del salón de la fama del Rock and Roll, Terry Stewart.

James ganó cuatro Premios Grammy, entre éstos el conferido por logros de toda una carrera, y fue consagrada en 1993 en el salón de la Fama del Rock and Roll.

La artista logró su primer éxito musical cuando era adolescente con el sugestivo tema "Roll With Me, Henry" que tuvo que ser cambiado a "The Wallflower" para que pudiera salir al aire.

Su especial de 1967 "Tell Mama" se convirtió en uno de los álbumes de soul más codiciados de todos los tiempos, pues era una mezcla de rock y música gospel.

En vida, James vivió adversidades, tuvo una crianza turbulenta y fue adicta a las drogas.

Superó la adicción a la heroína y su carrera volvió a los primeros planos tras su interpretación del himno nacional de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Angeles.

La artista ganó una década después su primer Premio Grammy, y dos más en 2003 y 2004. Sobreviven a la cantante su esposo y dos hijos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada