Chucho Valdés regresa a Carnegie Hall rodeado de recuerdos

NUEVA YORK (AP). Tocar en Carnegie Hall es algo emocional para Chucho Valdés.

Ese fue el teatro donde se reencontró con su padre, Bebo Valdés, en 1978, tras casi dos décadas de separación.

Y allí mismo es donde tocará el piano el sábado, en uno de los conciertos que arranca su gira por Estados Unidos y en el que presentará su último álbum, "Chucho's steps".

Subir al escenario del emblemático teatro de Manhattan provoca muchas emociones en el pianista cubano.

"Era el 25 de junio de 1978 y yo sabía que mi padre estaba entre el público. Me temblaban las manos", dijo el músico durante una entrevista con The Associated Press. "Yo estaba en un estado de... pura magia".

Esa vez Valdés debutaba en Estados Unidos con su banda, "Irakere", y hacía casi dos décadas que no veía a su padre, quien había salido de Cuba para exiliarse en Estocolmo. Bebo Valdés, uno de los músicos más famosos de Cuba, había viajado hasta Nueva York para ver a su hijo.

El sábado Chucho recordará esos momentos pero también deleitará al público con una mezcla de jazz y flamenco, acompañado por la cantante española Buika. Ambos se han acompasado para ofrecer originales sonidos de Latin jazz y jazz afronorteamericano, trabajando en el primer y único concierto de la gira que hacen juntos.

El concierto también es importante para el pianista porque representa el debut de su nueva banda, Afro-Cuban Messengers.

"Va a ser algo muy especial", dijo el artista, hablando despacio y con una amplia sonrisa.

Valdés ganó recientemente un premio Grammy a mejor álbum de latin jazz con "Chucho's Steps", un disco que describió como su mejor trabajo hasta el momento.

El músico de 70 años se lanzó al piano desde muy pequeño y admite que, de niño, fue muy dura la separación de su padre, un hombre que le influenció muchísimo musicalmente.

"No sabía si volvería a verle. No fue bueno quedarme sin papá pero me ayudó a hacerme hombre antes de tiempo", dijo Valdés. "Tuve que encargarme de toda la familia, con el piano, y estudiando mucho".

Esta será la cuarta vez del músico en Carnegie, un teatro en el que tocó también en 1997 y 2002. La presentación del sábado incluirá canciones como "New Orleans", un homenaje para la famosa familia de jazzistas de dicha ciudad, los Marsalis, o "Zawinul's Mambo", para el compositor austriaco Joe Zawinul, a quien Valdés cita como una fuente de inspiración.

"Chucho's Steps" es el primer proyecto de jazz en solitario para el pianista desde "New Conceptions" del 2003. El trabajo le sigue a "Juntos para siempre", la aclamada producción que creó con su nonagenario padre y que a principios del 2010 les mereció el Grammy al mejor álbum de latin jazz.

Junto a Buika, una artista de origen africano, Valdés tocará también piezas del disco que ambos grabaron juntos, "El último trago".

Tras el concierto, al cubano le esperan varias semanas de gira por Estados Unidos. De dónde saca tanta energía a sus 70 años es un misterio para muchos.

"Del amor por la música y por el público", responde el maestro. "Hay hombres que nacen viejos y viejos que mueren jóvenes. Todo está en la mente".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada