Chucho Valdés engalana Festival de Jazz de Panamá

PANAMA (AP). El Festival de Jazz de Panamá, que combina conciertos con jornadas educativas a jóvenes talentos, presenta por primera vez al legendario pianista cubano Chucho Valdés y a Rubén Blades junto con el grupo de su esposa Luba Mason.

El festival se extenderá hasta el 17 de enero.

La participación de Valdés responde a su agradecimiento hacia el pianista Danilo Pérez, arquitecto del festival panameño, y la colaboración que éste le ha brindado en los últimos años.

"Para mí es un gran honor tener a una persona como Chucho Valdés en el festival. Obviamente es una relación de muchos años", manifestó Pérez en una rueda de prensa. "Yo lo apoyé mucho en su festival (que se celebra en Cuba). Tenemos una hermandad", agregó el músico panameño.

Fundador de la célebre banda Irakere y ganador de varios premios Grammys, Valdés y su quinteto actuarán el jueves, y al día siguiente ofrecerá una clínica en un centro de capacitación de la Autoridad del Canal de Panamá.

En tanto, la presentación de Mason y su banda Kava tendrá lugar el viernes. La cantante de jazz y esposa de Blades promueve su nuevo disco "Krazy love", influenciado por la música de Brasil y en el que se puede escuchar al intérprete de "Pedro Navaja" cantando en portugués.

"Lo que tengo es que revisar la letra y ensayaremos el jueves", dijo en la misma rueda de prensa Blades, quien en el festival anterior interpretó un bolero cubano acompañado por el piano de Pérez.

El cantautor de salsa aclaró que no quiere llamar mucho la atención o que se mal interprete su actuación en el festival, ya que aún funge como ministro de Turismo. Pero aseguró que se sentiría feliz si con su presencia en el evento logra atraer a los visitantes.

El alcalde capitalino Juan Carlos Navarro dijo que homenajeará con la llave de la ciudad a Valdés y al legendario saxofonista estadounidense Wayne Shorter, quien se presenta el viernes con su cuarteto, el cual integra Pérez en el piano.

Valdés, de 67 años, comenzó a estudiar música clásica en la década de 1950 cuando su padre Bebo, un legendario pianista de jazz, era director de orquesta en el famoso club nocturno Tropicana de La Habana. Chucho se inspiró en los ritmos de raíces africanas y en grandes del jazz estadounidense como el pianista Bill Evans.

Chucho y Bebo, de 90, vienen de una gira por España en la que presentaron su más reciente álbum "Juntos para siempre".

Unas 16,000 personas asistieron al festival panameño el año pasado y los organizadores esperan 18,000 para la actual edición, que tendrá su noche de gala el miércoles. El cierre será el sábado con un concierto al aire libre en la plaza del Casco Antiguo de la ciudad.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes